Bolsonaro acusado de crímenes contra la humanidad

Informe Comisión Investigadora Covid en Senado

Bolsonaro acusado de crímenes contra la humanidad (foto: EPA)
20:57, 20 octBRASILIARedacción ANSA

(ANSA) - BRASILIA, 20 OTT - La Comisión Parlamentaria Investigadora (CPI) del coronavirus anunció hoy en el Senado que el presidente, Jair Bolsonaro, será denunciado por la triple comisión de "crímenes contra la humanidad" pero no será imputado por genocidio de indígenas, lo que causó críticas por parte de los pueblos originarios.
    Bolsonaro repudió a la CPI, a la que acusó de alentar el "odio" entre los brasileños y su hijo, el senador Flavio Bolsonaro, soltó una carcajada para ironizar sobre el documento.
    El senador Renan Calheiros, relator de informe de 1.200 páginas, llegó en la mañana de hoy al Congreso para leer un resumen, con unas 50 páginas, pero la exposición solo se inició alrededor de las 13 locales (16 GMT) debido a una serie de discusiones con parlamentarios oficialistas.
    Calheiros, del conservador Movimiento Democrático Brasileño (MDB), distribuyó a la prensa el informe donde Bolsonaro es acusado de nueve delitos y también son denunciados los hijos del mandatario, funcionarios y empresarios.
    "Bolsonaro actuó contrariando las orientaciones técnicas y despreció las alertas que se opusieron a sus ideas sin fundamento científico", aseguró este miércoles Calheiros en la CPI.
    "Hubo un deliberado atraso en la adquisición de inmunizantes, en evidente desinterés por la vida de las personas, con ese comportamiento el gobierno permitió la muerte de brasileños y brasileñas", remarcó.
    "El gobierno fue descuidado frente a la pandemia del nuevo coronavirus, exponiendo deliberadamente a la población al riesgo concreto de la infección en masa", señaló Calheiros ante los miembros de la CPI.
    Días atrás hubo una fuerte polémica entre Calheiros y el presidente de la CPI, senador Omar Aziz, del derechista Partido Social Democrático (PSD), dado que este último se opuso a encuadrar a Bolsonaro como responsable del genocidio de indígenas.
    Esta disputa entre los miembros de la CPI, y las presiones realizadas por el gobierno, amenazaron fracturar al organismo, pero las diferencias se saldaron en la noche del martes cuando se llegó a un consenso y se suprimió la acusación de genocidio.
    Calheiros declaró hoy que "fue retirado el crimen de genocida y en su lugar habrá tres denuncias por crimen contra la humanidad, incluyendo la cuestión de Manaus, la cuestión de Prevent Senior y la cuestión de los indígenas".
    Calheiros aludió a las decenas de pacientes muertos en Manaos, capital del estado de Amazonas, debido a que el gobierno no envió los tubos de oxígeno demandados desde los hospitales y, en cambio, distribuyó hidroxicloroquina, una droga inocua para el coronavirus.
    Prevent Senior es una firma de medicina privada, ligada al gobierno, que adulteró certificados de defunción por coronavirus y prescribió hidroxicloroquina a sabiendas de que la droga es inadecuada para enfermos con el Covid.
    Por último el gobierno postergó la asistencia a las aldeas indígenas, especialmente en la Amazonia, y hasta negó el envío de agua potable a estas poblaciones, por lo que la Corte Suprema obligó al Ministerio de Salud a prestar la asistencia retaceada.
    La "vulnerabilidad" de las comunidades autóctonas al coronavirus es mayor que la de la población blanca en general según la Articulación de Pueblos Indígenas de Brasil (Apib), que en agosto denunció a Bolsonaro por "genocidio" ante el Tribunal Penal Internacional (TPI) de La Haya, Holanda.
    El dirigente de la comunidad indígena del Pueblo Kanela de Araguaia, Bruno Kanela, dijo que "la decisión del senador Omar Aziz de retirar genocidio indígena de la CPI del Covid deja clara la permisividad que hay con el genocidio en Brasil. La permisividad en la pandemia y fuera de ella".
    "¿Cómo es esto de retirar el genocidio indígena? La acción fue realizada y ahora se decide que no existió y punto, ¿y ahora el hecho no existió?", planteó Sonia Guajajara coordinadora de la Articulación de la Apib.
    Por su parte el presidente Bolsoanro manifestó sus cuestionamientos a la CPI durante un acto público realizado este miércoles en el estado de Ceará, en la región nordeste del país.
    "La voz del pueblo es la voz de Dios, que bueno sería si aquella CPI estuviera haciendo algo productivo por nuestro Brasil", dijo el mandatario ante la ovación del público cearense.
    Los senadores realizaron sesiones durante seis meses, en las que le robaron "el tiempo a nuestro ministro de Salud (Marcelo Queiorga), a funcionarios, a personas humildes, a empresarios y no produjeron nada, a no ser el odio y el rencor entre algunos de nosotros", afirmó el mandatario.
    El documento elaborado por el senador Calheiros, y presentado hoy ante la CPI, será votado la semana próxima. Brasil registró poco menos de 604.000 víctimas fatales por el Covid y es el segundo país del mundo en el ranking de fallecimientos detrás de Estados Unidos, además de sumar 21,6 millones de infectados desde el inicio de la pandemia.
    Hasta el momento fueron vacunados más de 106 millones de brasileños con las dos dosis, lo que equivale a casi el 50 % de la población.
    Bolsonaro, que no se vacunó, afirmó hoy en Ceará: "Que quede bien claro para nosotros la vacunación es voluntaria, no concordamos con la obligatoriedad, no concordamos con el pasaporte de vacunas, la libertad es un bien sagrado mayor que nuestra propia vida".
    Entre los imputados por el informe de la CPI está el senador Flavio Bolsonaro, sospechoso de colaborar con una red de divulgación de fake news sobre la pandemia en presunta complicidad con miembros del gobierno.
    Bolsonaro hijo fue indagado hoy sobre cuál será la reacción de su padre al conocer el contenido de las denuncias, a lo que respondió: "Creo que él lo va a recibir de la siguiente forma, ustedes conocen la carcajada de él jajajaja...(comienza a reír), no hay otra cosa que hacer frente a esto, esto (informe) es una broma de mal gusto". (ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en