Roma y Feyenoord a todo o nada

Tammy Abraham y Nicoló Zaniolo (foto: ANSA)
13:43, 25 mayTIRANARedacción ANSA

(ANSA) - TIRANA, 24 MAG - Roma buscará su segundo título continental al enfrentar este miércoles al Feyenoord en la final de la primera edición de la Conference League prevista en el Arena Kombetare de Tirana, Albania.
    La UEFA anunció que el rumano Istvan Kovacs, de 37 años, dirigirá el partido con la asistencia de sus compatriotas Vasile Marinescu y Mihai Artene.
    El suizo Sandro Scharer será el cuarto árbitro, mientras que el alemán Marco Fritz estará a cargo del VAR, donde estará respaldado por sus compatriotas Christian Dingert y Bastian Dankert.
    La buena noticia para el DT portugués de Roma, José Mourinho, es que mañana podrá contar con el atacante armenio Henrikh Mkhitaryan, quien se entrenó con sus compañeros en Trigoria antes del vuelo hacia Albania.
    Mkhitaryan, que había sufrido una lesión muscular en la llave de semifinal contra Leicester, se ejercitó con sus compañeros por primera vez en una sesión seguida por los propietarios del club, los estadounidenses Dan y Ryan Friedkin, y el manager general, el portugués Tiago Pinto.
    Los jugadores de Roma, que irá por su primer título en 14 años tras la Copa Italia 2007-08, patearon penales en el cierre del entrenamiento antes de dirigirse al aeropuerto de Fiumicino, desde donde la delegación "giallorossa" partió hacia Tirana con un vuelo especial de Ita Airways.
    "No sé qué hará Feyenoord mañana, a veces juega diferente a lo habitual. Pero sé cómo jugaremos nosotros", anticipó Mourinho, que en Tirana buscará convertirse en el primer DT con todos los trofeos de la UEFA.
    "Ellos tuvieron más tiempo para preparar la final. La tensión es fuerte, también la mía, pero debemos prepararla como los demás partidos", subrayó ante la cadena Sky el entrenador luso, quien suma 25 títulos en su palmarés.
    Consultado sobre la recuperación de Mkhitaryan, el DT portugués respondió: "está en buena forma física para darle una mano al equipo. Ayer se entrenó y realizó un buen test, hoy se unió al resto del equipo", celebró Mourinho.
    Roma, que ya se clasificó a la próxima edición de la Europa League con su sexto puesto en la Serie A, presentará mañana como titular al brasileño Roger Ibañez en su primera final europea desde la temporada 1990-91.
    En aquella ocasión, Roma perdió contra Inter y en la final de la Copa de Europa (actual Champions League) de 1983-84 cayó ante Liverpool, mientras que su único título continental lo conquistó al vencer al Birmingham City en la Copa de Feria de 1960-61.
    "La del viernes en Turín era una final, pero no la historia: la de mañana ya es historia, porque llegamos hasta aquí. Ahora terminamos de escribir la historia, hay que hacer todo para ganar una final", enfatizó Mourinho.
    "Hay una simpatía por Roma, si gana hay un albanés (Marash) Kumbulla, que alza la copa. El estadio es muy bello, una pena que no pueda albergar la alegría de todos los tifosi", lamentó el "Special One", quien negó ser "cabulero".
    "Debo ser uno de los pocos en el fútbol", bromeó Mourinho en rueda de prensa al ser consultado sobre la posibilidad de que el estadio Olímpico permanezca cerrado por "cábala".
    "Creo que el apoyo de los tifosi sólo puede hacer bien.
    Seguramente no será culpa de ellos si Roma pierde las finales ante la pantalla gigante. Me preguntaron con qué camiseta jugamos mañana, si con la de esta temporada o la nueva, pero no quiero saber. No soy cabulero", insistió Mourinho.
    El DT portugués fue ovacionado por simpatizantes de Tirana luego de ver su imagen sobre una Vespa creada por el artista italiano Harry Greb sobre una pared de la Universidad de la ciudad.
    "Bienvenido a Little Roma, Mister Mourinho", se leía junto al dibujo del DT del equipo italiano, cuyo capitán, Lorenzo Pellegrini, reconoció que mañana espera "un partido decisivo de 90 minutos".
    "No me parece que Roma o Feyenoord tengan algo más. Vinimos a ganar. Lo intentaremos como dijo Mourinho, intentando coronar un camino de crecimiento", completó Pellegrini, quien recordó que jugará su primera final con el equipo.
    También habló en conferencia de prensa el capitán del Feyenoord, Jan Toomstra, quien rechazó opinar sobre el riesgo de eventuales enfrentamientos entre aficionados de ambos equipos.
    "Sólo somos jugadores, este tema no nos compete. Estamos enfocados en cuestiones futbolísticas", remarcó Toomstra, quien será titular con el zaguero argentino Marcos Senesi.
    "Sólo puedo decir que la organización fue óptima y que el estadio de la final es muy lindo", concluyó Toomstra, quien admitió que Feyenoord llega con más descanso que Roma.
    "Pasaron varios días para llegar a la final, jugamos por última vez hace varios días, pero pudimos descansar y concentrarnos gracias al viaje a Portugal, salió todo bien", celebró Toomstra.
    El mediocampista buscará guiar al Feyenoord a su octavo título continental en su décima final internacional, pues ya ganó la Copa Intercontinental 1970 tras conquistar la Copa de Europa en la edición 1969-70, en tanto que es bicampeón de la Europa League (1973-74 y 2001-02).
    Además, se coronó en tres ocasiones (1967, 1968 y 1973) en la Copa Intertoto, en cuya final cayó en la edición 1961-62, mientras que también perdió en la definición de la Supercopa de Europa 2002.
    A su vez, el DT Arne Slot reiteró que "Roma es fuerte, conocemos su valor", pero aclaró que Feyenoord, invicto en el torneo, también lo es, por lo cual, adelantó, espera "una final pareja".
    "Mourinho ganó muchas finales, pero debemos enfocarnos en su equipo, no en él, en la táctica y cómo juega Roma, sin pensar demasiado en cuántas finales ganó su entrenador", resaltó Slot, quien ya había declarado que Feyenoord jugará "sin temor" al currículum de su colega luso.
    "Vimos muchos partidos de Roma y puedo decir que casi siempre mantiene su estilo de juego. Me sorprendedería si Roma mañana intenta jugar desde la defensa: espero que lance balones largos a la espalda de nuestra defensa", estimó el entrenador neerlandés.
    "Por eso sabemos qué esperar, aunque nunca se sabe", reconoció Slot, quien indicó que alineará al arquero Justin Bijlow, ya recuperado, aunque aclaró que igualmente el israelí Ofir Marciano "también está preparado".
    Slot apostará por la capacidad goleadora del delantero belga nacionalizado nigeriano Cyriel Dessers y en la velocidad del colombiano Luis Sinisterra, mientras que la esperanza de Mourinho estará depositada en el atacante inglés Tammy Abraham, quien estará acompañado por Nicoló Zaniolo. (ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en