Jefa Senado propone comisión Verdad y Reparación

Urge aclarar violación DDHH tras estallido social 2019

18:21, 22 julSANTIAGO DE CHILERedacción ANSA
(ANSA) - SANTIAGO DE CHILE, 22 LUG - La presidenta del Senado chileno, Yasna Provoste, urgió hoy la creación de una comisión de Verdad y Reparación para aclarar las violaciones a los derechos humanos ocurridas tras el estallido social del 18 de octubre de 2019.
    Durante la cuenta anual del Senado, a la que asistió el presidente Sebastián Piñera, la senadora demócrata cristiana sostuvo que hay una deuda pendiente por "las graves violaciones a los derechos humanos ocurridas durante el estallido social" y reiteró la "demanda por verdad y justicia" en esos casos.
    Aclaró que la labor de esta Comisión no reemplaza la tarea de los tribunales de justicia y pidió, asimismo, establecer las responsabilidades políticas derivadas de esas violaciones de derechos humanos.
    Provoste, quien mañana definirá si presenta su candidatura para los comicios presidenciales de noviembre próximo, exigió también una "reforma profunda hoy, no mañana" de Carabineros demandando "cambios estructurales" en la institución policial.
    Decenas de efectivos de la policía uniformada están involucrados en violaciones de los derechos humanos durante la represión de manifestantes que incluyeron daños oculares, pérdida de la visión, torturas sexuales en los retenes y prisión política.
    La reforma de Carabineros, dijo Provoste, debe incluir entre otros aspectos, "una clara subordinación a la autoridad civil" y protocolos de actuación policial que respeten los derechos humanos.
    La segunda autoridad del país reclamó, asimismo, un pronto debate de una ley sobre indultos a los presos del estallido social "para dar una salida política a un problema real que se agudiza".
    La solicitud va en línea por lo reclamado por la Convención Constituyente.
    Según Provoste, persiste "una deuda grave" derivada de la represión del movimiento 18-O ante lo cual demandó "verdad y justicia" y establecer las responsabilidades políticas de lo ocurrido.
    La jefa del Senado chileno aludió también a la crisis política y social de la región de la Araucanía pidiendo "no criminalizar las demandas legítimas de los pueblos originarios".
    En referencia a los efectos del coronavirus, expresó que en Chile la pandemia dejó al descubierto "las injusticias estructurales de nuestra sociedad" y criticó la actitud del gobierno cuyo talante, dijo, fue "el ahorro, la hiperfocalización y la desconfianza en las personas".
    Defendió, en ese sentido, haber impulsado una Agenda de Mínimos Comunes para acordar entre el Congreso y el Ejecutivo las políticas adecuadas para hacer frente a la pandemia. Rescató que la tarea del parlamento debe ser "poner en el centro la dignidad de las personas".
    Al finalizar su cuenta, la senadora recordó su condición de descendiente diaguita -uno de los 10 pueblos originarios reconocidos por el estado chileno- para expresar su solidaridad con la presidenta de la Convención Constituyente, Elisa Loncón, quien sufrió amenazas y ataques por su condición de mapuche.
    "Le expreso mi solidaridad por los ataques xenófobos y racistas de que fue objeto en estos días", sostuvo. (ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en