Provoste, demócrata cristiana, entra en carrera

La centroizquierda deberá definir candidato presidencial

20:50, 23 julSANTIAGO DE CHILERedacción ANSA
(ANSA) - SANTIAGO DE CHILE, 23 LUG - La demócrata cristiana Yasna Provoste, actual presidenta del Senado de Chile, anunció su candidatura para los comicios presidenciales de noviembre, quedando en suspenso si irá a una primaria con la ex ministra socialista Paula Narváez, ambas del bloque de centroizquierdista Unidad Constituyente.
    "Chile debe reconstruirse en paz después de un mal gobierno, reconstruir los empleos perdidos, el crecimiento económico, la confianza en Chile y en su gente", sostuvo la senadora opositora.
    "Aquellos que queremos transitar en paz, aquellos que queremos transformaciones profundas para nuestro país, somos muchos más que aquellos que solo se dedican a gritar y que solo creen que la violencia puede resolver las dificultades de nuestro país", afirmó Provoste en la plaza de Armas de Vallenar, a 700 kilómetros al norte de Santiago.
    En la Unidad Constituyente hay ahora tres precandidatos presidenciales: la socialista Paula Narváez, ex ministra del último gobierno de Michelle Bachelet, y el radical Carlos Maldonado, presidente de ese partido político. A ellos se sumó Provoste, militante de la Democracia Cristiana.
    El senador socialista Carlos Montes dijo a ANSA que podría añadirse un cuarto candidato desde el partido Progresista, PRO, que podría postular al senador independiente Alejandro Guillier o al ex diputado Marco Enríquez Ominami, ambos candidatos presidenciales en anteriores elecciones.
    Provoste admitió hoy que su decisión de postular se precipitó tras la elección primaria presidencial del domingo pasado que fue ganada por Gabriel Boric, del pacto de izquierda Chile Dignidad que integran el Frente Amplio y el partido Comunista, y por Sebastián Sichel de la alianza de derecha Chile Vamos.
    "Hay más de tres millones de chilenos y chilenas que no concurrieron a votar (el domingo pasado). Hay más de 50% que no participaron de esas primaras", afirmó.
    Indicó que aspira a asumir "una opción de centro izquierda unitaria que dé cuenta de lo que el país requiere".
    Según Montes, esta eventual primaria de la centroizquierda "tiene relevancia como instancia política" y se definiría en las próximas horas.
    Debido a los plazos muy cortos, aparece con opción efectuar una votación electrónica "que responde a todos los estándares que se requieren", dijo Montes.
    "Va a haber menos votación, pero las primarias son para que haya dialogo, se conozcan las propuestas, se proyecten hacia otras personas y se reconfigure un espacio del socialismo democrático y del conjunto de la Unidad Constituyente, de la centroizquierda. Ese es el desafío", explicó el senador socialista.
    La precandidata presidencial demócrata cristiana descartó renunciar a la presidencia del Senado, como lo pidieron hoy los cuatro presidentes de los partidos de la alianza de gobierno Chile Vamos.
    "Fui diputada y candidata al Senado. No faltamos nunca en nuestras tareas. Tengo claro cuáles son nuestras responsabilidades", argumentó Provoste.
    Sobre su postulación dijo que "es un proceso muy ciudadano.
    Aquí (en Vallenar) hay personas que durante largos años han representado al mundo independiente y en distintos partidos y les agradezco que nos estén acompañando. Esta es una candidatura muy ciudadana desde la centroizquierda".
    Provoste definió claramente el perfil de su candidatura al sostener que "el gran legado del actual gobierno (de Sebastián Piñera) tiene que ver con las violaciones sistemáticas a los derechos humanos".
    En referencia a las decenas de presos tras el estallido social de octubre del 2019, Provoste reclamó que "hoy existe un uso abusivo de la prisión preventiva".
    "Por eso propuse sentar en un espacio a hombres y mujeres que den garantías a todos para proponer fórmulas de verdad, justicia y reparación. Hacia eso se requiere avanzar. No hay que tener miedo al dialogo", aseveró.
    En otro tema clave para los chilenos, Provoste criticó el modelo de AFP (Administradoras de Fondos Previsionales) heredado de la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990) afirmando que "está agotado, entrega pensiones de miseria y condena a quienes se jubilan a la pobreza después de trabajar más de 30 años".
    "Hay que avanzar a un modelo distinto", resumió.
    El pacto Unidad Constituyente tiene además el desafío de definir un mecanismo para un pacto parlamentario, elección simultánea con la presidencial.
    "El problema es tener una lista parlamentaria que tenga un significado político, que no sea una simple suma de siglas de partidos porque lo que importa es lo que representas", comentó Montes. (ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en