Covid-19 amenaza el turismo

Fuerte control sanitario sobre pocos turistas

11:29, 30 julLA HABANARedacción ANSA
(ANSA) - LA HABANA, 30 LUG - La pandemia de Covid-19 asestó un golpe demoledor a la crucial industria turística de Cuba, que sufrió pérdidas millonarias en arribos e ingresos, aunque en estos tiempos de "picos" diarios el sector sigue parcialmente abierto, bajo acciones sanitarias para aliviar su atribulada economía. "No podemos achacarle a la entrada de extranjeros el pico pandémico en el que nos encontramos", estimó en julio el primer ministro Manuel Marrero, aunque reconoció que si las operaciones turísticas llegan a significar un riesgo las fronteras de la isla se cerrarán a los arribos.
    "El riesgo de cierre existe, pero espero que la situación mejore y no se cumpla" esa posibilidad, dijo a ANSA un turoperador local. El reporte del epidemiológico del viernes informó 65 muertes, con 43.161 enfermos activos en el país, entre ellos 8.736 nuevos casos. En La Habana, la localidad más visitada por los turistas en tiempos normales, surgieron en las últimas horas 1.736 nuevos infectados, mientras en Matanzas son 1.112. Julio sigue confirmándose cada día como el peor mes de la pandemia, con 181.776 casos y 1.391 fallecidos. Las estadísticas oficiales sobre turismo publicadas esta semana reflejan que el dilema del gobierno en ese sentido sigue siendo duro. "La epidemia ha sido frustrante", comentó el especialista consultado. "En este terrible 2021 vinieron más de 88.000 turistas extranjeros de enero a mayo, una caída profunda incluso en relación con igual lapso de 2020, cuando ya influía la pandemia", subrayó, citando estadísticas oficiales. La isla perdió la bonanza de la industria del ocio a partir de 2020, después de lograr en 2019 un 7,2 % de incremento entre enero y abril, cuando visitaron el país más de 1,8 millones de extranjeros. En 2018 llegaron a esta nación del Caribe, de 11 millones de habitantes, 4,7 millones de visitantes extranjeros (+1,3% en comparación con 2017). La cifra de arribos fue la más cercana que consiguió hasta ahora en su meta de recibir en algún momento cinco millones de turistas anuales. Según fuentes locales ya se esperaban en 2019 ingresos por alrededor de tres mil millones de dólares. "Pienso que las regulaciones sobre los viajeros que vienen ahora en plan de descanso son muy rigurosas pero también creo que no queda otro remedio. La epidemia continúa aún más fuerte que nunca antes", estimó. Las autoridades comenzaron a aplicar este mes nuevos protocolos para la lucha contra la epidemia que incluyen regulaciones para los viajeros en general, incluyendo turistas. Entre otras medidas, toda persona que entra a la isla, no importa el objetivo ni la nacionalidad, debe tener un PCR negativo, realizado al menos tres días antes del arribo.
    Las cuarentenas de seis noches y siete días son para todo el que llega. Los vuelos de aerolíneas internacionales están limitados. Los huéspedes de Cuba que están de vacaciones cuentan además con equipos sanitarios en el hotel donde se alojan. El pronóstico del especialista consultado es que hacia fin de año "la situación mejore sustancialmente" en la isla, a partir de la inmunización ya en marcha con vacunas nacionales.
    Pero dijo temer a las nuevas cepas del virus "que comienzan a arrasar por el mundo" y que están presentes en Cuba. Para la economía cubana el turismo ha sido mucho más que diversión y ocio: hasta 2019 ese sector fue considerado la segunda fuente de ingresos del país, con una participación del 10 % del Producto Interno Bruto. (ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en