El gobierno autoriza pequeñas empresas privadas

Estrategias económico-sociales para mejorar la producción

13:32, 07 agoLA HABANARedacción ANSA
(ANSA) - LA HABANA, 07 AGO - El gobierno cubano autorizó las micro, pequeñas y medianas empresas tanto estatales como privadas tras una larga etapa experimental de años con altas y bajas.
    El Consejo de Estado de Cuba divulgó el sábado que aprobó decretos "vinculados al cumplimiento de la estrategia económico-social del país".
    Una decisión se refiere a las operaciones de las llamadas MiPymes o micro, pequeñas y medianas empresas que "podrán ser propiedad estatal, privada o mixta" explicó el anuncio gubernamental.
    El Consejo de Ministros ya había aprobado las entidades desde mayo último, pero existía un último compás de espera que terminó al darle ahora la aprobación el Consejo de Estado.
    Las entidades aprobadas deben ser un elemento "novedoso" de apertura en la economía cubana donde el estado predomina.
    Un objetivo oficial declarado es diversificar la producción nacional en general sin abandonar el denominado "papel rector" estatal aunque sí haciéndolo más flexible.
    La personalidad jurídica fue trazada para esas empresas "no agropecuarias" como son mencionadas en la isla durante un largo período experimental de años cuyo termino se ha decretado.
    Tal personalidad es descrita por las autoridades como una entidad con patrimonio propio, con derecho de uso, disfrute y disposición sobre los bienes de su propiedad.
    Agrega que ese tipo de empresa "cubre los gastos con los ingresos que obtiene y responde por las obligaciones que contraiga con sus acreedores con su patrimonio".
    "En general las transformaciones actuales que busca el gobierno con los cambios que viene aplicando principalmente desde el 1 de enero pasado es agilizar los lentos procesos económicos nacionales sin terminar con la preponderancia del estado", recordó un economista local consultado por ANSA.
    De acuerdo con el especialista un concepto crucial económico actual invariable en Cuba es el que reconoce a la empresa estatal como su elemento fundamental, pero que permite vías de diversificación.
    El economista admitió que el proceso de cambios planteado "hace tiempo" por las autoridades "se ha reafirmado junto a otras medidas recientes, tras los disturbios en el país el 11 de julio.
    Pero estimó que esas transformaciones ya estaban en marcha y "han correspondido a un programa y proceso mucho más prolongado que ha tenido altas y bajas y diversos resultados" en 10 años.
    Un argumento oficial tras la nueva aprobación es que ha sido "beneficiado" con esta el sector privado sin abandonar su papel de "complemento" de la economía.
    En ese sentido el gobierno no reconoce influencias en recientes decisiones de las protestas que atribuye al desarrollo de un "golpe" contra el sistema cubano planeado en Estados Unidos con participación de opositores internos. (ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en