Osaka en su laberinto

Osaka acosada nuevamente por sus fantasmas (foto: ANSA)
13:17, 04 sepNUEVA YORKRedacción ANSA

   (ANSA) - NUEVA YORK, 4 SEP - "Creo que me tomaré un descanso del tenis por un tiempo. No se cuándo jugaré mi próximo partido", confesó la japonesa Naomi Osaka tras quedar eliminada en el US Open, último Grand Slam del año en el que defendía la corona que también conquistó en 2018.
    Con lágrimas en los ojos, la número tres del ranking WTA habló tras caer frente a la canadiense Leylah Fernandez, de sólo 18 años de edad y abrió un interrogante respecto de su futuro, aquejada por los mismos fantasmas que la acosaron en Wimbledon, de donde desertó este año.
    Aquella vez fue en respuesta a la multa que la aplicaron por negarse a concurrir a las conferencias de prensa habituales al sentirse bajo presión frente a la agresividad de alguno de sus entrevistadores, según reconoció en su momento.
    Esta vez, la encargada de encender el pebetero olímpico en los Juegos de Tokio confesó: "En los últimos tiempos, si gano me siento feliz y aliviada, pero cuando pierdo la sensación es de profunda tristeza".
    "No creo que eso sea normal. Quisiera no ponerme a llorar siempre, pero... En este punto debo entender qué quiero hacer y por eso no estoy segura de cuándo jugaré mi próximo partido", anticipó Osaka al afirmar que no se siente al 100 por ciento desde el punto de vista mental y emotivo.
    Su eliminación en tercera ronda, con parciales de 5-7, 7-6 (7/2) y 6-4, sorprendió al igual que la que padeció el griego Stefanos Tsitsipas también frente a un rival de 18 años de edad, el español Carlos Alcaraz, que se impuso por 6-3, 4-6, 7-6 (7/2), 0-6 y 7-6 (7/5). (ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en