Italia se baña en oro

Paltrinieri sumó el oro en los 1500 metros (foto: ANSA)
17:22, 25 junBUDAPESTRedacción ANSA

    (ANSA) - BUDAPEST, 25 JUN - "Hoy estaba dispuesto a morir en la piscina", confesó Gregorio Paltrinieri tras aportar en los 1500 libres uno de los tres oros para la delegación italiana en la penúltima jornada del Mundial de Natación que se desarrolla en Budapest.
    Una cita que quedará en la historia de la natación "azzurra", que se despide con la mayor cosecha de medallas de siempre al totalizar nueve, cinco de las cuales de oro, dos de plata y otras tantas de bronce.
    El capitán de la delegación aportó lo suyo en los 1500 metros, donde repitió la gloria alcanzada en 2015 y en 2017 (en 2019 logró el bronce) con un nuevo récord europeo para subirse a lo más alto del podio y sacarse el sabor amargo de la prueba de 800 metros.
    Paltrinieri dominó la competencia hoy al completar la distancia en 14'32"80, relegando al estadounidense Robert Finke (14'36"70) y al alemán Florian Wellbrock (14'36"94), plata y bronce, respectivamente.
    "El otro día estaba muy decepcionado", admitió el vencedor en relación con su participación en los 800 metros, pero aclarando: "Yo se quién soy y quería demostrarlo".
    "Hoy me propuse correr a fondo porque amo la natación y no haría otra cosa, pero cuando pierdes te preguntas en qué te equivocaste", confesó al afirmar que cuando se lanzó a la piscina pensó: "Debo darlo todo aún si tengo que morir".
    Sus proezas inspiraron e inspirarán seguramente a otras figuras de la natación italiana presentes en Budapest como Thomas Ceccon, Nicoló Martinenghi, Benedetta Pilato y Simona Quadarella.
    Y el epílogo de este Mundial no pudo ser mejor para la delegación "azzurra" que ver a Paltrinieri volver a ocupar el trono, "un sueño", tal como él mismo lo definió al finalizar la prueba.
    La misión de Paltrinieri en esta Copa del Mundo, sin embargo, aún no termina pues mañana intentará conquistar también la prueba en aguas abiertas o cuando menos subirse al podio para incrementar su leyenda.
    Hoy, logró un oro que se suma al aportado por el equipo de relevos en la competencia 4x100 metros mixtos que consagró a Ceccon y a Martinenghi junto con Federico Burdisso y Alessandro Miressi.
    El cuarteto italiano se impuso también con un nuevo récord europeo al completar la prueba en 3'27"51, precediendo por 28 centésimas al equipo de Estados Unidos y por más de tres segundos al de Gran Bretaña, que lo acompañaron en el podio en el Duna Arena.
    El equipo italiano, que fue bronce en los Juegos Olímpicos de Tokio, aportó el segundo oro de la jornada luego del conquistado más temprano por el de nado sincronizado libre que integraron Lucrezia Ruggiero y Giorgio Minisini.
    Ambos totalizaron 90,9676 puntos para desplazar a Japón y a China y sumaron su segunda dorada pues el lunes había obtenido la primera en la prueba de técnica, secundados por los mismos escoltas.
    Hoy, con los acordes del grupo Maneskin y una coreografía imaginada por la múltiple campeona olímpica Anastasia Ermakova, Minisini y Ruggiero volvieron a frustrar a los hermanos japoneses Tomoka y Yotaro Sato, así como a los chinos Shi Haoyu y Zhang Yijao.
    "Terminar nuestro primer Mundial con dos medallas en el cuello es increíble", aseguró Ruggiero, que espera poder repetir en el campeonato europeo que se celebrará en Italia.
    "Será muy emocionante y tenemos tiempo como para mejorar y ser protagonistas frente a nuestro público", se entusiasmó Lucrezia, quien compite con Minisini "desde hace tres años", según recordó su acompañante, ganador de dos oros, tres platas y dos bronces en cuatro participaciones mundialistas.
    Una de las medallas de plata de la jornada de hoy para Italia la aportó Benedetta Pilato en los 50 metros braza (pecho), luego de haber aportado el oro en los 100 metros del mismo estilo.
    La vencedora fue la lituana Ruta Meilutyte, mientras que la sudafricana Lara Van Niekerk ocupó el último escalón del podio flanqueada por Pilato, quien se declaró contenta por la medalla obtenida.
    "No podía hacer menos. Cometí un error en la partida y sentí la tensión porque apostaba todo a esta prueba", explicó la italiana de 17 años que también disputó la prueba de 4x100 metros mixtos femenino, en los que su equipo terminó lejos del podio.
    Una pequeña decepción en el primer Mundial post Federica Pellegrini (que se retiró tras los Juegos Olímpicos de Tokio) para una Italia que festejaba también el bronce de Ceccon en los 50 metros espalda que finalmente no fue.
    Inicialmente, los jueces descalificaron al vencedor, el estadounidense Justin Ress, pero su equipo apeló y los jurados aceptaron el recurso devolviéndole el oro al vencedor, que terminó acompañado por su compatriota Joseph "Hunter" Armstrong y por el polaco Kswarey Masiuk, quien finalizó por delante de Ceccon, ganador del oro hace pocos días en los 100 metros espalda.
    El sabor amargo de ese festejo frustrado lo quitó en parte la plata conseguida por el equipo de nado sincronizado integrado por diez competidoras que finalizaron por detrás de Ucrania y por delante de España.
    "Ha sido una jornada increíble para la natación italiana", destacó la ex campeona olímpica de esgrima y actual subsecretaria de Deportes, Valentina Vezzali, que celebró particularmente la consagración de Paltrinieri.
    "Inmenso Paltrinieri. Tienes razón, nunca hay que darse por vencido ni siquiera cuando las apuestas están 26-1 en contra", comentó la funcionaria.
    El otro traspié de Italia hoy fue la derrota en waterpolo por 14-12 frente a España, subcampeona mundial, en la búsqueda del pasaje directo a los cuartos de final, sobre todo porque llegó a estar arriba en el marcador por 10-6 y luego por 12-10. (ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en