Fundación Neruda clama por recursos

Difícil momento de administradora legado Premio Nobel Literatura

21:48, 06 abrSANTIAGO DE CHILERedacción ANSA
(ANSA) - SANTIAGO DE CHILE, 06 APR - La Fundación Neruda, que administra el legado del Premio Nobel de Literatura 1971, vio reducido a cero sus ingresos durante los dos años de encierro producto de la pandemia mundial de Covid-19.
    Recién en septiembre del año pasado, las tres casas museo del creador de Canto General comenzaron a abrir, pero sin la presencia del público más importante, los escolares chilenos y los turistas extranjeros.
    A la fecha, sólo el 15% de los 350 mil visitantes que recibía cada año recorre las residencias de La Chascona, en Santiago; La Sebastiana, en Valparaíso, e Isla Negra, en el litoral central.
    La entidad privada, sin fines de lucro, se financia desde 1986 con los ingresos provenientes de los visitantes, más los derechos de autor, explicó Fernando Sáez, director ejecutivo, durante un encuentro con la prensa internacional en Chile.
    El autor de "Todo debe ser demasiado" sobre Delia del Carril (una de las esposas de Neruda), reconoció que "estamos en una situación muy compleja".
    "Desde el día uno del encierro (marzo de 2020), hemos golpeado puertas. No nos fue bien con el gobierno pasado (Sebastián Piñera), no nos fue bien con el empresariado, me imagino que hay algunas distancias con Pablo Neruda, aún", lamentó el directivo.
    Sáez rescató que la labor que por más de 30 años ha hecho la Fundación se debe en gran parte "a Neruda, a la vigencia impresionante de este poeta. Nosotros tenemos con el exterior más de 500 contratos vigentes de una persona que murió hace casi 50 años, y en 42 o 43 lenguas. Las últimas ediciones fueron en China de casi toda su obra".
    Consultado por ANSA a que atribuye la falta de apropiación que hay en Chile de la figura de Neruda, señaló que "los libros de Pablo Neruda se siguen vendiendo en el Chile y en el mundo", pero "Chile es un país demasiado especial en el trato a sus artistas, hay una dejación, un olvido, una falta de memoria cultural muy impresionante. Si uno compara con Argentina, la diferencia es enorme, es algo que lleva en el ADN, acá en Chile es el olvido, la pérdida".
    Compartió que "resulta curioso que Chile no tenga una mirada a largo plazo, en el sentido de lo que significa Neruda en la cultura chilena y en la cultura del mundo".
    A la Fundación, la pandemia le dio duro, todas sus casas cerraron y paralizó su nuevo proyecto estrella Espacio Neruda, frente a La Chascona, en los faldeos del cerro San Cristóbal (pleno centro de la capital), donde el poeta vivió con su entonces amante Matilde Urrutia mientras en La Reina (sector oriente) estaba su esposa Delia del Carril.
    Sáez explico que el nuevo proyecto es "tridimensional, tecnológico, interactivo" donde se abordan las temáticas que siempre tocó Neruda en su poesía, como la geografía de Chile o las actividades del ser humano, y puede ser llevado a todos los rincones de Chile como al extranjero.
    Consultado si han buscado apoyo en el nuevo gobierno, contó que ha habido conversaciones y que "lo que queremos pedirle es un financiamiento fijo para la Fundación".
    Sobre el presupuesto del nuevo Espacio Neruda, precisó que para construir se requieren entre 1,5 y dos millones de dólares y que en un año estaría listo para coincidir con los 50 años de la muerte del autor de Veinte poemas de Amor y una Canción desesperada.
    Aclaró que ellos no pueden financiar parte alguna de esta nueva iniciativa. "Nosotros justamente teníamos muchos ahorros destinados a este fin, pero ahora nada". Todo se lo llevó la pandemia.
    Requerido por las dificultades de promover el legado de Neruda en un contexto feminista, el directivo compartió que "es difícil".
    "Han habido tres campañas muy fuertes contra Neruda, por la violación que cuenta en Confieso que he vivido, su relación con su hija Malva Marina y el poema 'me gustas cuando callas' (Poema 15 de Veinte Poemas de amor)", pero estimó que "todo se saca de contexto y se mira como si fuera hoy".
    El caso de Java (hoy Birmania), argumento, "él lo confiesa cuando está muy enfermo y lo escribe por una vergüenza que él tiene, de otra manera no se entiende que en esas memorias, donde hay muchas cosas que no aparecen jamás, como su relación con la política o con su amigo Volodia Teitelboim (secretario general del Partido Comunista también escritor). Su vida de 20 años con La Hormiga (Delia del Carril) está en dos líneas, y aparece esto, que a nadie le había llamado la atención. Confieso que he vivido se publicó en 1974 y yo creo que es una confesión muy dolorosa para él, recordar eso (una violación), que lo dejó marcado, entonces, decir que Neruda estaba en contra de las mujeres, yo lo considero una exageración brutal".
    Respecto de Malva Marina, la única hija que tuvo en 1934 con su primera esposa, la joven holandesa-malaya Maryka Antonieta Hagenaar, a quien conoció cuando vivió en la isla de Java, consideró Sáez que "es un asunto de tergiversación y de 'mala leche'".
    Recordó que la pareja estaba en España, "pero la relación era muy mala. Neruda ya era amante de Delia del Carril". Se produce la guerra civil, "Maruca parte a Holanda con su hija y Neruda se queda un tiempo en París y luego vuelve a Chile.
    Después estalla la II Guerra Mundial, el vate alcanza una vez a ir a Holanda a ver a su hija, pero siempre, porque están los papeles del Ministerio, siempre mandó el dinero para la manutención.
    A juicio de Sáez, el poeta no pudo viajar nuevamente a Holanda porque fue ocupada por los nazis. Malva Marina murió a los 8 años tras nacer con hidrocefalia. Su madre tampoco estaba porque la entregó a una familia para que la cuidara.
    Finalmente, Sáez admitió que los tiempos actuales no son favorables para relanzar el legado de Neruda.
    "Nosotros creemos en la riqueza y en el poder de la palabra de Neruda, más allá de eso, nosotros también nos hacemos cargo de todo lo que venga en contra de él, pero no podemos hacer más que aclararlo de la mejor manera. Si él, en Confieso que he vivido, cuenta la historia con esta muchacha, no tenemos nada más que hacer, sino que contextualizar los hechos", completó.
    (ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en