Caída catolicismo, mayor cambio

Baja de 80% a 56% entre 1995 y 2020

La adhesión a la religión católica en las mujeres de Latinoamérica disminuye a lo largo de este tiempo de 80% a 56%, según un estudio
La adhesión a la religión católica en las mujeres de Latinoamérica disminuye a lo largo de este tiempo de 80% a 56%, según un estudio (foto: ANSA)
19:13, 20 maySANTIAGO DE CHILERedacción ANSA

(ANSA) - SANTIAGO DE CHILE, 20 MAG - El fuerte proceso de secularización en América latina de los últimos 25 años explica en buena parte los cambios de la mujer latinoamericana, según el estudio La Mujer Latinoamericana Democracia y Sociedad. Desde Una Perspectiva de Género, 1995-2020 de Latinobarómetro.
    La adhesión a la religión católica disminuye a lo largo de este tiempo de 80% a 56%. Al mismo tiempo hay una migración hacia otras posiciones, aumentando de 4% en 1995 a 16% en 2020 los que no tienen ninguna religión y de 6% a 21% los que se autoclasifican como evangélicos, en el mismo período.
    De acuerdo al documento, la religión dominante ha cambiado en varios países como consecuencia de esta evolución, además de las enormes diferencias existentes entre los países, siendo Paraguay el país donde hay más católicos con 84% y Uruguay donde hay menos, con solo 32%.
    La religión evoluciona en América Latina teniendo un efecto dominó sobre las actitudes políticas y sociales.
    "La religión católica jerárquica, piramidal, le da una impronta a la sociedad y a los sistemas políticos, no en vano los presidencialismos de la región son igualmente jerárquicos y piramidales que al final de la primera década del nuevo milenio comienzan a perder fuerza, y los pueblos empoderados con la democracia, lentamente se atreven a contestar el poder", escribió Latinobarómetro que dirige la socióloga chilena Marta Lagos.
    . Los presidentes que alcanzaron hasta 80% de aprobación, con un promedio de 60 puntos porcentuales -llamados los hiper-presidentes en la primera década del milenio- se van acabando y comienza la década de las protestas entre 2010 y 2020 seguida de la ola de alternancias en el poder. El poder piramidal es cuestionado, las presidencias pierden su momento y caen en promedio en su aprobación a la mitad de la década anterior a 30 puntos porcentuales.
    Este año continúa la ola de elecciones presidenciales con Costa Rica, Colombia y Brasil todavía en pandemia.
    Apuntó que las protestas en Chile suceden al tiempo que un 39% de los chilenos declaran no tener religión alguna, y se destapa en 2019 la revolución feminista con cientos de miles de mujeres en la calle que instalan la canción que recorrió el mundo: "Un violador en tu camino" tras las protestas en Chile contra la violencia que sufren las mujeres. Ese es un botón de muestra de los cambios que se produce simultáneamente con profundos cambios en las religiones de los latinoamericanos.
    El estudio, aplicado en 18 países, se pregunta cuál es la relación entre catolicismo, proceso de secularización, y fuerte expansión del feminismo.
    Aunque no tiene datos empíricos para probar algunas hipótesis, el texto recurrió a la hipótesis de Seymour Martin Lipset era que "el catolicismo retenía el desarrollo de la igualdad de género porque la mujer no es igual al hombre en la religión católica. Todo el clero son varones. La mujer no tiene papel alguno en la institución de la Iglesia Católica".
    Agregó que, pese al avance secularizador, la religión católica ha sido y sigue siendo el marco valórico de las sociedades latinoamericanas incluso cuando sus ciudadanos ya dejaron mayoritariamente de ser católicos.
    Según Latinobarómetro, "el ethos del catolicismo se demorará mucho tiempo en desaparecer mucho más allá que la práctica religiosa de sus feligreses".
    "La Iglesia sigue siendo la institución con mas confianza en la región en un momento de crisis institucional y política su legitimidad es varias veces superior a las instituciones de la democracia", reafirmó.
    El documento subrayó que a la secularización se le agregó la llegada de la democracia y el empoderamiento ciudadano al punto que no hay actor político, social o económico que se atreva hoy en América Latina a no declarase a favor de la igualdad de género.
    En Chile, recordó, puede que le haya costado la elección presidencial de diciembre de 2021 al candidato de ultraderecha Jose Antonio Kast.
    Pero la religión no es el único factor, "el crecimiento económico trae también consigo cambios inevitables como la disminución de fertilidad, y la evolución hacia sociedades más racionales. América Latina sufre una transformación de sus sociedades en este último cuarto de siglo".
    Las reformas llevadas a cabo por los regímenes democráticos aumentan los niveles de educación dando acceso a ella. Hay un aumento de la incorporación de las mujeres al mercado del trabajo, si bien este es muy dispar por país.
    El cambio valórico sumado va del particularismo al universalismo, acentuado por la pandemia que pone al mundo en las pantallas de los Smart-phones incluso de los más pobres. En efecto el 20% de los jóvenes más pobres que tienen una sola comida al día, tienen un Smartphone. "Prefieren tener la ventana al mundo que una segunda comida".
    Esa es la presión de las expectativas en la región. En todo este proceso de cambio, la mujer gana terreno, aunque ello no sea lo suficientemente rápido para algunos.
    Se puede decir, indicó Latinobarómetro, que "es la mujer la que empuja la mayor parte del cambio societal que ha tenido lugar. Todo ello en el contexto de la pandemia donde al mismo tiempo se retrocede en muchos aspectos logrados antes de ella".
    (ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en