"Balzac anticipó las 'fake news'"

En "Las ilusiones perdidas", el siglo XIX deviene actual

El director francés Xavier Giannoli (izq), el actor Benjamin Voisin (der) y la actriz belga Cecile de France (C), en la presentación de
El director francés Xavier Giannoli (izq), el actor Benjamin Voisin (der) y la actriz belga Cecile de France (C), en la presentación de "Las ilusiones perdidas", en el Festival de Venecia. (foto: ANSA)
15:35, 05 sepVENECIA 5 SEPT -Redacción ANSA

(ANSA) - VENECIA 5 SEPT - El filme francés "Las ilusiones perdidas", exhibido hoy en concurso en el Festival de cine de Venecia, actualiza el género de las películas "de vestuario" que transporta a otras épocas y demuestra un fuerte anclaje en la actualidad.
    Si se dejan de lado los corsés, bordados y sedas frescas y se escucha atentamente lo que dice Lucien -tratando de no pensar que el filme está ambientado en la París de la Restauración-, "voilá": aparece el mundo de hoy, aunque los hechos tengan lugar en la primera mitad del siglo XIX.
    "El texto de la novela homónima de Honoré de Balzac -en el que se inspira el filme- me ofreció la enorme posibilidad de hacer una película de una de las novelas más importantes de la literatura, profundamente inmersa en el contexto de su época -fue publicada entre 1837 y 1843- y, al mismo tiempo, es un espejo extraordinario de nuestro tiempo y tal vez del futuro", dijo a ANSA el director, Xavier Giannoli.
    Se trata de la comedia humana, que está siempre en la base de nuestras dinámicas sociales.
    El protagonista es Lucien (Benjamin Voisin), un joven de provincia, hijo de un campesino y una noble, tiene ambiciones de poeta.
    Encantado por una baronesa mayor que él (Cecile de France), que lo toma bajo su ala protectora y con quien inicia una peligrosa relación, decide seguirla a París, abandonando la imprenta familiar para perseguir el sueño de vivir de la literatura.
    Pero la aristocracia parisina es feroz con él, debido a sus orígenes y por su relación escandalosa con una noble. Así, termina sin un centavo y, sobre todo, humillado.
    En busca de venganza, intenta ingresar al círculo reaccionario y adinerado y vive su ascenso social transformándose en periodista. Escribe artículos controvertidos a pedido, tratando con un mundo cínico donde en cualquier momento todos pueden ser comprados y vendidos, desacreditados con unas pocas líneas de una gaceta, artísticamente escrita.
    En el elenco del filme se lucen también Xavier Dolan, Vincent Lacoste y Gerard Depardieu.
    "Balzac realmente se anticipó mucho tiempo a las 'fake news', las falsas calumnias de los periódicos y los editorialistas sólo para entrar en los salones adecuados", agregó Giannoli.
    Se sabe que la novela de Balzac está inspirada en su historia y la película la respeta.
    "Balzac describe las transformaciones sociales, intuye que el nacimiento del mundo moderno y liberal significa también obsesión por las ganancias, por el ascenso social y por una actitud de compromiso. Un mecanismo que se reproduce hoy porque todos los personajes intentan salvar su propia dignidad y humanidad o la abandonan por completo", detalló el realizador.
    Por su parte, Benjamin Voisin -nuevo talento del cine francés que debutó en "Verano del 85", de Francois Ozon-, sostuvo que hizo todo lo posible para que "los jóvenes puedan reconocerse" en su personaje.
    "Lucien, con sus sueños de afirmación, su tenacidad en creer en la belleza, más allá de los altibajos de su historia, me parece portador de un mensaje muy poderoso", sostuvo.
    La película, que llegará a las salas comerciales con el apoyo de I Wonder Pictures y Unipol Biografilm Collection, fue rodado por completo en París y en locaciones originales de la primera mitad del siglo XIX, utilizando trajes de época.
    El director dijo que, sin duda, "Las ilusiones perdidas es una película para ver en el cine".
    "Mantengo mis ilusiones y espero no perderlas -sostuvo Giannoli parafraseando el título del filme-; la extinción del cine en las salas sería para mí el fin del mundo. No niego mi curiosidad por los cambios que estamos viviendo con las plataformas pero, aún así, espero que puedan convivir por mucho tiempo". (ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en