Se apagó la voz de Patricio Manns

El cantautor chileno más destacado de los últimos 50 años

Patricio Manns, leyenda de la música de Chile
Patricio Manns, leyenda de la música de Chile (foto: Ansa)
17:09, 25 sepSANTIAGO DE CHILEPor Margarita Bastías

(ANSA) - SANTIAGO DE CHILE, 25 SET - La música chilena está de luto, Patricio Manns, ha muerto a los 84 años, el cantautor más importante de los últimos 50 años.
    "Es imposible separar a Patricio Manns de la historia de la música chilena. Compositor destacado e inspirador de generaciones", escribió en Twitter, la ministra de las Culturas y el Patrimonio, Consuelo Valdés.
    "Nos entregó sus canciones, hoy nosotros lo recordaremos con cariño y gratitud por haber enriquecido el patrimonio y la memoria musical de nuestro país", añadió.
    Voz fundamental de la Nueva Canción Chilena que inaugura Violeta Parra, nació en Nacimiento, a 543 kilómetros al sur de Santiago.
    A los 14 años publicó sus primeros poemas en el diario El Colono de Traiguén. A los 18, daría a conocer su primera canción: "Bandido", tema presentado en 1959 en el Festival Folclórico de Cosquín en Argentina obteniendo el primer lugar.
    "Mi infancia y mi adolescencia fueron realmente formadoras.
    Crecí en un hogar donde había una biblioteca importante. Esa biblioteca me formó. Vivíamos en la codillera de Nahuelbuta, arriba, en los cerros cerca de Tirúa (zonas indígenas mapuche).
    Mis padres, aparte de ser músicos, eran profesores y cada uno tenía un piano", relataría el compositor en una entrevista inédita con Radio Universidad de Chile.
    Durante su juventud, Manns también fue periodista en el diario La Patria de Concepción. A mediados de los años 60, se instaló en Santiago para trabajar en Radio Balmaceda.
    En 1966, dio a conocer su primer disco: "Entre mar y cordillera", cuya primera canción sería "Arriba en la cordillera". Esta producción le permitiría instalarse en el círculo del neofolclor, sumándose a la "Peña de los Parra" y tomando contacto con artistas como Violeta Parra, Angel Parra, Rolando Alarcón y Víctor Jara.
    Más tarde, el compositor enriquecería su repertorio con canciones como "El cautivo de Til Til" (homenaje al patriota de la independencia Manuel Rodríguez) y "La exiliada del sur" (dedicada a Violeta Parra), siendo reconocido como voz fundamental de la Nueva Canción Chilena.
    Durante los '70, Manns se incorporó activamente a la campaña del candidato presidencial socialista de la Unidad Popular Salvador Allende.
    Tras el golpe de Estado, debió exiliarse en Europa, donde inició un trabajo junto al grupo Inti Illimani,".
    También retomó su labor como escritor. De este periodo destacan novelas como "Actas del alto Bío-Bío" (1985) y "Violeta Parra: la guitarra indócil" (1986).
    Regresó a Chile en los '90, realizó conciertos masivos y ganó el festival de la Canción de Viña del Mar con el tema "Pascua Lama".
    En septiembre de 2020, a raíz de la muerte de la argentina Alejandra Lastra, su mujer desde 1979, y el empeoramiento de su salud, el Festival Internacional de Poesía (FIP) de Santiago realizó un evento poético musical, "Chile por Manns", que incluyó la participación del Premio Nacional de Literatura Raúl Zurita.
    En esa oportunidad, Javier Llaxacondor, poeta y director del FIP contó que "cuando conocí a Manns, me dio la sensación que se tiene cuando uno encuentra a un artista que sabe que le va a cambiar la vida".
    "Para mí y para algunos más, debe ser el mayor creador chileno vivo, con novelas, poemas y ensayos equivalentes a lo que para Canada? seri?a Leonard Cohen o para quienes pintamos sin usar colores, Bob Dylan. Pero es chileno, sencillo y macanudo. Y en Chile a los héroes se les castiga", en alusión a que nunca recibió el Premio Nacional de Música ni de Literatura.
    El escritor Luis Tamayo (61) expresó a ANSA que "mi conocimiento de Manns se remonta a un cuento, él me cuenta una historia completa en 'Arriba en la cordillera'".
    "Para un niño que escuchaba canciones mexicanas, que te cuenten una historia entera tiene que ver con la música vinculada a una narrativa. Yo voy viendo el paso de Atacalpa, el viento, las nieves eternas, es muy visual, pero es una historia que tiene un final de perros, pero está el amor y el orgullo de sus hijos", agregó.
    "''Con que orgullo me querría/si ahora llegara a saberlo'.
    Esto para mí era muy poderoso", analizó Tamayo.
    "En los 70 me entero que también escribe y leo toda una historia de los terremotos, el de Valdivia (1960), el de Chillán (1939), es todo un ensayo", comentó el cuentista que compitió en varios concursos junto con Manns.
    Consultado por el tema "Cuando me acuerdo de mi país", Tamayo comentó que es un canto del "desgarro del exilio que rebota en el exilio de los que nos quedamos en Santiago".
    "Los exiliados internos también añorábamos ese país que no era esa cosa neoliberal que se impuso. Es un país metafórico distinto al que tenemos hoy".
    Tamayo resumió que Manns no puede ser encasillado. "Es un tipo que te aparece por todas partes, es como Violeta, que se metía en todo. Es un tipo tan abarcador, que se encarga realmente de ocupar todo el horizonte y las generaciones que vienen se ven forzadas a volar para tener una opción. Los maestros abren caminos y los que vienen tienen la obligación de avanzar más", completó. (ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en