Matanza de jesuitas en El Salvador, herida no cerrada

"Llegaron de noche", de Uribe, "un canto a la verdad"

'Llegaron de noche', un filme de Imanol Uribe, sobre el asesinato de jesuitas en El Salvador
'Llegaron de noche', un filme de Imanol Uribe, sobre el asesinato de jesuitas en El Salvador (foto: Ansa)
23:12, 22 marMALAGAPor Mónica Uriel

(ANSA) - MALAGA, 22 MAR - La matanza de jesuitas en 1989 en El Salvador, contada en la película "Llegaron de noche", es "una herida que no está cerrada" en ese país, dijo hoy a ANSA su director, Imanol Uribe, en el Festival de cine de Málaga.
    "Todos los países -señala- deben revisar su memoria, leerla, releerla y luego pasar página. Y en El Salvador se condenó, se amnistió, pero esta historia vuelve porque no se cerró bien. Los culpables siguen libres".
    El caso volvió de actualidad la semana pasada, cuando un juez salvadoreño ordenó la detención del expresidente Alfredo Cristiani por sus presuntos vínculos con la masacre en 1989 de seis sacerdotes jesuitas, cinco de ellos españoles, y dos mujeres, en la Universidad Centroamericana José Simeón Cañas (UCA).
    El único condenado por estos hechos fue el ex coronel Inocente Montano, a quien el tribunal de la Audiencia Nacional de Madrid le impuso 133 años de prisión en 2020.
    Uribe, nacido en 1950 precisamente en El Salvador, país que abandonó de niño, espera que su película, presentada en el Festival de cine de Málaga, se difunda en aquel país entre las nuevas generaciones y que contribuya a que "sepa y conozca" esta masacre.
    La cinta se centra en Lucía Barrera, la única testigo del asesinato, quien tuvo que abandonar el país junto a su esposo y su hija para no volver nunca más, y con quien hablaron en su casa de California tanto Uribe como la actriz Juana Acosta, quien le da vida en la cinta.
    La película se rodó en Cali (Colombia) y no en El Salvador porque "grabar en un país con estas condiciones de seguridad es complicado, y además si se trata de un tema por el que mucha gente está libre".
    A los jesuitas les mató el ejército colombiano "porque ellos querían interceder por la paz. Estaban haciendo esfuerzos para que la guerra civil acabara, y había muchos intereses para que no acabara", subraya.
    Y "el que va en medio para ser intermediario es el que acaba perjudicado", añade.
    En la radio del ejército, señala, decían por aquellos días "hay que matar a los curas" y "había una consigna: haga patria, mate un cura, pero nos pareció que iba a parecer mentira y no la pusimos en la película", cuenta Uribe.
    El actor español Carmelo Gómez, que da vida al padre Tojeira, señala que "repetimos la historia, pero damos pasos mínimos hacia delante. Por eso este caso se tiene que contar".
    La película la califica como "un canto a la verdad, desde la parte más ingenua, que es la chica, mientras que los jesuitas muestran lo difícil que es defender la verdad". (ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en