Estados Unidos le dice No a la sal

FDA pidió a fabricantes alimentos y restaurantes reducir la sal

19:10, 13 octNUEVA YORK 13 OCT - Las autoridades de salud de Estados Unidos están decididas a reducir el consumo de sodio en el país para evitar las enfermedades cardíacas y los accidentes cerebrovasculares. La Administración de Medicamentos y Alimentos (FDARedacción ANSA
(ANSA) - NUEVA YORK 13 OCT - Las autoridades de salud de Estados Unidos están decididas a reducir el consumo de sodio en el país para evitar las enfermedades cardíacas y los accidentes cerebrovasculares.
    La Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA, por sus siglas en inglés) pidió hoy a los fabricantes de alimentos y restaurantes que reduzcan la sal en sus productos con el objetivo de reducir la ingesta general de sodio de los estadounidenses en un 12%.
    El objetivo es reducir la ingesta de sal un 12% en los próximos dos años y medio.
    La recomendación cubrirá una amplia variedad de alimentos, desde comidas rápidas hasta aquellos procesados en los estantes de las tiendas de comestibles e incluso alimentos para bebés.
    "Lo que nos gustaría ver es que la industria alimentaria reduzca gradualmente el contenido de sodio" en los alimentos más comunes, precisó a NBC News la doctora Janet Woodcock, comisionada interina de la FDA.
    El objetivo, dijo Woodcock, es reducir las tasas de enfermedades cardíacas, la principal causa de muerte en Estados Unidos.
    En última instancia, reducir el sodio en la dieta "tendría un gran impacto en la hipertensión, las enfermedades cardíacas y los accidentes cerebrovasculares" dijo.
    Las pautas dietéticas actuales recomiendan que los adultos no consuman más de 2.300 miligramos de sodio por día. Eso equivale a aproximadamente una cucharadita de sal de mesa.
    Pero una persona promedio en Estados Unidos consume alrededor de 3.400 miligramos de sodio al día, según la FDA.
    Las nuevas recomendaciones apuntan a reducir esa cantidad en un 12%, hasta 3.000 miligramos diarios, subrayó Woodcock. Eso es el equivalente a consumir 60 cucharaditas menos de sal al año.
    Si bien ese objetivo no alcanzaría la ingesta diaria recomendada de 2.300 mg de sodio, los expertos dijeron que la guía es un buen primer paso para abordar el problema de la presión arterial alta, que afecta a casi la mitad de todos los adultos estadounidenses.
    La medida forma parte de la guía que la agencia emitió en 2016 sobre la cantidad de sal que las empresas deben agregar a los alimentos.
    Sin embargo, la industria alimentaria ignoró en gran medida la orientación y las recomendaciones.
    Las nuevas recomendaciones no son vinculantes, lo que significa que las empresas no están obligadas a realizar tales reducciones.
    Woodcock dijo que la FDA observará atentamente a la industria durante los próximos años, recompensando a las empresas que cumplan con las recomendaciones.
    Hasta ahora no está claro cuáles serán las recompensas.
    "El beneficio de que el gobierno establezca este objetivo y ejerza presión sobre él es que tiene más posibilidades de que todos hagan los cambios", dijo Marlene Schwartz, directora del Centro Rudd para Políticas Alimentarias y Obesidad de la Universidad de Connecticut.
    La guía se aplicará a más de 160 categorías de alimentos procesados, envasados y preparados, como salsa de tomate, productos lácteos y cereales para el desayuno, así como a las comidas de las cadenas de restaurantes, destacó Woodcock.
    (ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en