Las islas griegas a riesgo de cierre

Atenas envía agentes a esos paraísos. La UE ahora desaconseja ir de viaje

La bella vista de Santorini. Grecia sueña con un verano de recuperación, pero la cepa Delta amenaza
La bella vista de Santorini. Grecia sueña con un verano de recuperación, pero la cepa Delta amenaza (foto: ANSA)
17:01, 30 julATENASRedacción ANSA

(ANSA) - ATENAS, 30 LUG - La variante Delta está lista para arruinar las vacaciones de quienes quieran disfrutar de las playas y discotecas de Mykonos y otras paradisíacas islas de Grecia, asediadas por la preocupante propagación de una nueva ola de coronavirus.
    Ante esta situación, Atenas ha decidido enviar más policías para intensificar los controles contra el Covid, especialmente en los lugares frecuentados por gente más joven, en medio del jolgorio del verano europeo.
    Una medida que se produce tras la alarma que dio el Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades (ECDC), que ha marcado las islas griegas del sur del Egeo en rojo oscuro en su mapa de situación del Covid-19, tras un aumento de las infecciones, advirtiendo incluso de evitar viajes innecesarios.
    El grupo de 13 islas incluye los destinos griegos más populares para los turistas extranjeros, incluidos muchos italianos, que atraen a millones de personas cada verano.
    Las autoridades griegas ya han enviado 186 policías a Mykonos, frente a los 56 del año pasado, mientras que otros 30 oficiales se han desplegado en Ios.
    El viceministro de Protección Civil, Nikos Hardalias, informó que las dos islas están "a un paso" de las nuevas restricciones, mientras que la situación en las islas de Zante, Tinos, Lefkada, Santorini, Paros y Rodas también es preocupante.
    Los temores conciernen principalmente a los empresarios locales que no cumplen con las medidas de salud destinadas a frenar la pandemia. "Si bien los hoteles y lugares para familias están implementando diligentemente los protocolos, hay más congestión de la que nos gustaría ver en los bares, especialmente entre la gente más joven", dijo el ministro de Turismo griego, Haris Theoharis.
    Y es precisamente en los jóvenes de entre 20 y 30 años donde las tasas de contagio han aumentado en Grecia, donde el turismo representa casi el 25% del PIB, y para las islas del Egeo es un sector vital para recuperarse de la crisis económica disparada por la pandemia.
    La temporada de verano 2021 tuvo un buen comienzo para el país, donde las llegadas aumentaron un 130% en comparación con el año pasado, cuando hubo una caída del 75% en los visitantes.
    El mes pasado, las admisiones por vacaciones aumentaron "más del 400% en comparación con junio del año pasado", informó Theoharis.
    Pero con la contagiosa variante Delta cada vez más extendida, los desafíos están aumentando para tratar de contener las infecciones sin comprometer la temporada turística, que comenzó después de que las autoridades griegas promovieran las islas como libres de Covid.
    A principios de julio, las autoridades se vieron obligadas a imponer un toque de queda y una prohibición de la música en espacios abiertos en Mykonos después de que las tasas de contagio se dispararan. El miércoles, el ministro de Protección Ciudadana, Michalis Chrisochidois, advirtió que es solo cuestión de tiempo antes de que se impongan restricciones similares a la que rigen en Ios. "Ahora existe un peligro real de que la isla se cierre", dijo.
    Grecia no es el único país que se ocupa del Delta en Europa, donde muchos estados ya han puesto en marcha, o están evaluando, nuevas contramedidas para evitar lo peor ante el crecimiento de las infecciones. Para reducir los riesgos, Alemania ha anunciado que a partir del 1 de agosto para ingresar al país será necesario presentar una prueba de Covid negativa, excepto aquellos que puedan demostrar una vacunación completa, recuperación exitosa y niños menores de 12 años.
    Y el Reino Unido -donde las nuevas infecciones diarias han vuelto a caer por debajo de los 30.000- ha confirmado que los que viajen de Francia a Inglaterra quedarán por ahora excluidos -si es que están vacunados- de la exención de la cuarentena decretada a partir del 2 de agosto.
    El objetivo de los gobiernos es evitar nuevas emergencias de salud y bloqueos frente a una variante que se propaga fácilmente, como la varicela. Así lo confirmó la máxima autoridad sanitaria federal de los Estados Unidos, que pidió a Washington que reconociera que ahora "la guerra ha cambiado".
    (ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en