Von der Leyen, un "plan Marshall verde" para la UE

La presidenta de la Comisión Europea insta a las reformas

Ursula von der Leyen
Ursula von der Leyen (foto: EPA)
17:27, 30 julBRUSELASPatrizia Antonini

(ANSA) - BRUSELAS, 30 LUG - La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, indicó en entrevista exclusiva con ANSA que el NextGenerationEU -el fondo de recuperación de la UE pospandemia, por un valor de 750.000 millones de euros- es un auténtico "plan Marshall verde" de "gigantescas oportunidades económicas".
    "Nadie quedará atrás", afirmó la presidenta europea, que reconoció en particular al Plan Nacional de Recuperación y Resiliencia (PNRR) italiano "un alma verde", invitando a implementar las "reformas e inversiones previstas".
    Para Von der Leyen, "el 37% de NextGenerationEU italiano apoyará la transición verde", y reconoció que uno de los principales puntos fuertes de Italia es su "naturaleza única, de las cimas rocosas de los Dolomitas a las aguas azules de Sicilia".
    "Pero cada día constatamos que los cambios climáticos son una amenaza para la naturaleza", por eso apreció que "el plan de relanzamiento de Italia prevea inversiones en la reforestación y la protección del hábitat marino".
    "Con NextGenerationEU invertimos en la naturaleza y el futuro de nuestra economía. Más de 500.000 millones de euros serán para proyectos verdes y digitales en toda Europa. Y a este importe hay que agregar los nacionales y privados", detalló.
    "Es un auténtico plan Marshall verde, que hará surgir nuevos mercados e impulsará oportunidades económicas gigantescas para Italia y Europa. Nuestros hijos podrán hallar trajo de calidad, bien retribuido, en una medida hoy inimaginable", agregó.
    Respecto de la exclusión de las inversiones verdes del Pacto de Estabilidad y Crecimiento, cuando vuelva a estar vigente, y si podría incentivar la transición verde en las economías europeas, dijo que la intención es "relanzar el debate público sobre el marco de gobernanza económica en el otoño (boreal)".
    "Ya en febrero de 2020, cuando iniciamos una reflexión sobre el futuro del Pacto de Estabilidad y Crecimiento, una de las cuestiones sobre la mesa concernía al modo de promover las inversiones públicas verdes. Es un elemento esencial para lograr nuestros objetivos sobre el clima", recordó.
    El debate se suspendió por la pandemia, pero "es evidente que el esfuerzo por llegar a la neutralidad climática requiere un compromiso coral, y hará falta también un involucramiento pleno del sector financiero".
    "Por eso tenemos intención de otorgar los incentivos adecuados al sector privado, estimular las inversiones -por ejemplo con obligaciones verdes- y ayudar al sector financiero a ser más sostenible", subrayó.
    En cuanto a las diferencias entre este y oeste de Europa, para Von der Leyen la impresión es que "sobre la acción por el clima las posturas de los países de Europa oriental y occidental se están acercando cada vez más".
    "Todos los europeos comprenden la necesidad de actuar. Por eso los 27 Estados y el parlamento europeo acordaron con nuestros objetivos climáticos para 2030 y 2050. Son objetivos vinculantes", explicó.
    "Hemos propuesto un Fondo social para el clima, que dará apoyo a los ciudadanos europeos más afectados o en riesgo de pobreza energética, garantizando que la transición sea equitativa y no deje atrás a nadie".
    "Dispondremos de más de 72.000 millones para ayudar a las familias de bajo ingreso a reestructurar sus viviendas. Y donde es necesario el Fondo podría garantizar un apoyo al ingreso", subrayó.
    En cuanto a la imposición de tasas sobre las emisiones de carbono, uno de los puntos más controvertidos del paquete climático europeo Fit for 55, la presidenta de la Comisión Europea dijo que se garantizará que "el mecanismo sea compatible con las normas de la Organización Mundial del Comercio (OMC)".
    "Si queremos frenar el recalentamiento global, debemos reducir las emisiones de CO2 por doquier. En consecuencia es necesario que el carbono tenga un precio por doquier. La industria europea y muchas empresas italianas están haciendo enormes inversiones en tecnologías respetuosas del clima; no sería justo si competidores de terceros países minaran tales esfuerzos inundando el mercado europeo con productos de bajo costo y alta intensidad de carbono", dijo.
    "Las empresas de los terceros países podrán seguir exportando hacia la Unión, pero deberán pagar un precio por el carbono llevado a Europa. En cambio si los productores de otros países entran en nuestro mercado con productos limpios, no pagarán", precisó.
    Para Von der Leyen, entonces, "el mecanismo de adecuación en las fronteras es una invitación a los terceros países a fijar a su vez un precio por el carbono e invertir en una producción respetuosa del clima. El objetivo es que con el tiempo también el resto del mundo vaya hacia una reducción de las emisiones de CO2".
    Consultada sobre China y la India, que el G20 de Nápoles no se volcaron plenamente a favor de la acción por el clima, Von der Leyen recordó que "un cambio es urgente y necesario, pero también debemos tener en cuenta lo realizado en los últimos dos años".
    "Ahora Estados Unidos se alineó nuevamente con nosotros; en los últimos meses muchos países industrializados importantes se comprometieron a alcanzar el objetivo de la neutralidad climática, fijando fechas concretas. Empresas de relevancia mundial anunciaron miles de millones en inversiones en producciones respetuosas del clima".
    Pero hay que "seguir actuando con decisión; el acuerdo de París es nuestra brújula. Los objetivos climáticos son algo grande, pero hacen falta medidas concretas para llevarlos a cabo. En la cumbre de octubre, cuando se reúnan de nuevo los líderes del G20, tendemos una nueva oportunidad para llevar adelante una acción colectiva". (ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en