Ataque por tres frentes, ciudades bajo fuego

Arremetida de fuerzas terrestres, navales y aéreas con misiles

Brutal y poderoso ataque de Rusia a Ucrania, por tres frentes
Brutal y poderoso ataque de Rusia a Ucrania, por tres frentes (foto: ANSA)
19:06, 24 febROMAPor Claudio Accogli

(ANSA) - ROMA, 24 FEB - Un diluvio de fuego marcó el comienzo de la ofensiva rusa en Ucrania, una guerra relámpago que involucra a las fuerzas terrestres, navales y aéreas, así como a las del ciber-ejército de Moscú, pero parece estar basada en la llamada doctrina Schwarzkopf, el general en jefe de las fuerzas estadounidenses en la operación Tormenta del Desierto.
    Ese tipo de plan consiste en la destrucción logística del enemigo golpeando los centros de comunicación y mando y los canales de abastecimiento de los departamentos antes de pasar al ataque en profundidad.
    Poco después del anuncio de Vladimir Putin, las fuerzas rusas lanzaron una tormenta de misiles, cohetes y artillería pesada contra decenas de objetivos ucranianos cerca o dentro de las ciudades. La Defensa de Moscú habla de "83 instalaciones militares destruidas", incluidas 11 bases aéreas, tres centros de mando y una base naval.
    Los rusos también intentaron aniquilar las defensas aéreas terrestres, golpeando las estaciones de radio conectadas a los sistemas S-300 disponibles para Kiev. Todas las zonas cercanas a la frontera, las del sur e incluso algunas del oeste como Lutsk e Ivano-Frankivsk están en el punto de mira.
    El asalto terrestre se desarrolló entonces en tres direcciones principales: la más temida por los analistas despegó por el norte, los tanques rusos partieron desde Bielorrusia y abrieron camino hacia Kiev, que está a sólo 150 km de la frontera, tomando el control de la central nuclear eléctrica de Chernobyl en desuso y avanzando para conquistar el puerto Antonov de Hostomel, a unos 10 kilómetros de la capital, ahora directamente amenazado por la potencia de fuego rusa.
    En el frente oriental, los rusos avanzaron hacia Jarkiv, con tanques entrando cerca de Sumy, donde se reportaron los combates más violentos. Kiev habño de "15 tanques destruidos" gracias a los cohetes antitanque Javelin suministrados desde Estados Unidos.
    En este frente también avanzan las milicias separatistas de Lugansk que, "gracias al apoyo de la artillería rusa", han conquistado Shchastia y Stanytsia Luhanska, mucho más allá de la línea de contacto. Según fuentes rusas, los combatientes ucranianos sobre el terreno son los de las milicias paramilitares.
    Por el sur, las milicias de la otra región disidente, Donetsk, avanzaban con algunos tanques hacia el puerto de Mariupol, mientras que las fuerzas rusas estacionadas en Crimea, asistidas por la potencia de fuego de los barcos en el Mar Negro, rompían la defensa ucraniana en las líneas de Kherson, tomando el control de la central hidroeléctrica de Kakhovka.
    Por ahora, no se produjeron los desembarcos anfibios en Odessa y cerca de Mariupol. Por la noche, las fuerzas de Moscú estaban asentadas cerca del Dnieper.
    Y el mismo río que una vez fue el dintel de la "Línea Stalin", el complejo de fortificaciones para contrarrestar el avance alemán -y que para muchos marca la frontera espiritual entre el este y el oeste de Ucrania- podría ser el horizonte de la guerra relámpago rusa. Sin embargo, sobre él pesa la necesidad de cerrar la maniobra de pinzas, reuniendo a los ejércitos desplegados en los tres frentes de guerra. (ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en