En Italia, un bloqueo al envío de armas

M5S trabaja en una resolución que bloquee asistencia de Draghi

El minisitro de Relaciones Exteriores de Italia, Mario Draghi
El minisitro de Relaciones Exteriores de Italia, Mario Draghi (foto: Ansa)
17:01, 18 junROMARedacción ANSA

(ANSA) - ROMA 18 JUN - El martes próximo el Parlamento italiano se apresta a encarar una votación sobre el tercer paquete de ayudas a Ucrania, en el que se incluye también lo referente al envío de armamento, y las evidente grietas en la coalición oficialista pueden poner en jaque al gobierno y bloquear sus intenciones.
    Los legisladores del Movimiento 5 Estrellas (M5S) son los que intentan frenar la idea del primer ministro Mario Draghi sobre el envío de nuevas armas a Kiev.
    "El Gobierno se compromete a no proceder, en el actual marco bélico, a nuevos envíos de armas que comprometan gravemente la desescalada del conflicto, poniendo en peligro una solución diplomática", reza el borrador de una resolución que los senadores del M5S están preparando para la votación del martes después de las comunicaciones del Presidente del Consejo en el Consejo Europeo de 23-24 de junio sobre Ucrania.
    Otros compromisos solicitados al gobierno se refieren al alto el fuego y al apoyo al pueblo ucraniano.
    En particular, el borrador del documento dice: "El Gobierno se compromete a promover, a la luz de la actual situación político-militar, en los foros europeos apropiados, la consolidación de una acción diplomática europea coordinada, encaminada a dar un nuevo impulso a las negociaciones de la paz entre Ucrania y Rusia con el fin de alcanzar un alto el fuego inmediato; promover el papel de la Unión Europea como principal actor diplomático y garante del apoyo económico, humanitario y sanitario al pueblo ucraniano".
    El texto parte de la premisa de que el conflicto "ha durado más de 100 días y está adquiriendo cada vez más las características de una guerra de desgaste marcada por el incumplimiento del derecho internacional humanitario" y que los ucranianos están "luchando por su derecho a la propia determinación".
    También se recuerda que desde el inicio de la guerra "la Unión Europea ha enviado material militar a Ucrania por al menos 2.000 millones de euros; Estados Unidos y Reino Unido han enviado armamento a Kiev por 4.600 y 1.000 millones de dólares respectivamente y han decidido sobre suministros adicionales e incluso más sustanciales (incluidas armas de largo alcance)".
    "Italia (...) ya ha emitido 3 decretos ministeriales (decreto 2 de marzo de 2022, decreto 22 de abril de 2022 y decreto 10 de mayo de 2022) que preveían el envío de medios, materiales y equipos militares", desglosa el documento.
    "He leído que en esta hora hay una parte del Movimiento que ha propuesto un proyecto de resolución que nos desalinea de la alianza OTAN y UE, la OTAN es una alianza defensiva, si nos desalineamos con la OTAN ponemos en peligro la seguridad de Italia", objetó el ministro de Relaciones Exteriores de Italia, Luigi Di Maio.
    Los partidos que apoyan al gobierno de Draghi están, por lo tanto, trabajando en la resolución. Seis puntos, uno de los cuales aún falta definir. Justamente, el muy delicado, de hecho, sobre el apoyo militar a Ucrania.
    La mayoría ha acordado por ahora 5 de los 6 contenidos a incluir en el texto, aplazando el último para una reunión prevista para el lunes.
    Todos coinciden en la adhesión de Kiev a la UE, la revisión del Pacto de Estabilidad, las intervenciones para familias y empresas en dificultades por los efectos de la guerra, el RepowerEU para la energía y el refuerzo de las propuestas sobre el futuro de la Unión.
    El gobierno actual de Italia, presidido por Draghi, consiste en una administración de unidad nacional apoyada por el Movimiento 5 Estrellas, Forza Italia, la Liga Norte, el Partido Democrático, Italia Viva y Artículo Uno. ; La Liga y el M5S, que conformaron juntos el Gobierno de Giuseppe Conte, son el gran bastión de la puja y caminan por la cornisa de romper la estabilidad del Ejecutivo, del que forman parte.
    Para que ese 21 de junio ante el Senado, y el día siguiente, ante el Congreso la comparecencia de Draghi no se convierta casi en una votación de confianza, emerge un duro fin de semana de ardua negociación. (ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en