Reaparecen los grupos de autodefensa en el país

Para expertos son síntoma de incapacidad para frenar el crimen

14:22, 21 julCIUDAD DE MEXICORedacción ANSA
(ANSA) - CIUDAD DE MEXICO, 21 LUG - Los grupos de autodefensa reaparecieron en las regiones más golpeadas por la oleada de violencia que azota a México desde 2006, luego que el gobierno lanzó su fallida apuesta contra las bandas criminales con apoyo de las Fuerzas Armadas, que arroja hasta ahora unos 333.000 muertos. Al menos se estima la existencia de 22 grupos de civiles armados en ciudades y pueblos convertidos en verdaderos polvorines, en los cuales la disputa entre organizaciones delincuenciales ha trastocado la tranquilidad y la paz. Los estados sureños de Guerrero, Michoacán, Chiapas, Veracruz y Oaxaca son los principales escenarios de la presencia de estos grupos de autodefensa comunitaria, surgidos ante el asedio de los llamados "cárteles". Entre otros lugares, los paramilitares actúan en la ciudad veraniega de Acapulco y Chilpancingo, capital de Guerrero, así como en la localidad lacustre de Pátzcuaro y Tepalcatepec, en Michoacán. El caso más reciente es el del grupo "El Machete", en el municipio de Pantelhó, en la zona de influencia zapatista del sureño estado de Chiapas. El presidente Andrés López Obrador reprobó el resurgimiento de los grupos de autodefensa, bajo el argumento de que utilizan "la inseguridad y la violencia como un pretexto para sus propios fines". "Detrás de estas organizaciones civiles armadas existen intereses políticos de caciques o de bandas criminales", afirmó el jefe de Estado, al exponer que la inseguridad es "sólo una excusa" que justifica la aparición de estos grupos y los lleva a armarse. "O es una cuestión politiquera de dominio caciquil en una región, o una lucha de facciones de grupos políticos, sin ideales ni principios, sin el propósito de ayudar al pueblo, sino de tener poder", indicó. López Obrador propuso investigar "de donde obtienen las armas" estas organizaciones, que se están expandiendo a una velocidad inquietante, después de que el gobierno lanzó una vasta estrategia supuestamente para desmantelarlos durante la gestión del expresidente Enrique Peña Nieto (2012-2018). El mandatario indicó que el gobierno anterior lejos de impedir que florecieran, fomentó su creación mediante su "fracasada estrategia anticrimen" y cuestionó que los grupos de autodefensa busquen "promoverse" a través de los medios informativos. "No estamos de acuerdo con las autodefensas. Eso no debe de aceptarse porque el Estado tiene la obligación de garantizar la paz y tranquilidad. No se puede hacer justicia por propia mano, nadie puede hacer eso, porque es ilegal", indicó. El pasado día 10, hizo su aparición el grupo de autodefensa "Los Machetes" en Pantelhó, Chiapas, formado por unos 150 indígenas de la comunidad San José Buenavista Tercero para enfrentar a los grupos criminales del narcotráfico y al que llamaron "narco gobierno municipal que han asolado a la población por casi 20 años". Los hombres armados, pertenecientes a la comunidad tzotzil, portaban machetes, rifles automáticos AK47 e iban vestidos con una remera negra con la leyenda "Autodefensas del Pueblo Machetes" y llevaban el rostro cubierto. En un comunicado, señalaron haber levantado la voz "por nuestro sufrimiento y dolor que hemos padecido a causa de la injusticia desde hace 20 años y que en ningún momento hubo una intervención de los gobiernos". Para acabar con la "plaga de los autodefensas", los expertos plantean promover una "reforma policial" a fondo y esforzarse en "combatir a redes criminales a nivel local". "Una reforma policial que empiece desde los municipios y la construcción de la paz en términos locales, podría evitar que la ciudadanía absorba una responsabilidad que es del Estado: brindar seguridad a los habitantes del país", señaló el analista Alejandro Hope. Los cuerpos armados comunitarios forman lo que se denomina el "vigilantismo" pero Hope considera que "no es una buena idea por varias razones", entre ellas "el riesgo de equivocarse en la persecución de culpables o que la creación de un grupo de autovigilancia diera lugar a otros". "Esto se vuelve la batalla de todos contra todos: si el grupo 'A' se puede armar, también puede el grupo 'B'", advierte Hope. (ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en