Mayoría de morgues, a su máxima capacidad

Ni un cadáver más cabe en frigoríficos de centros forenses

12:10, 26 octROMARedacción ANSA
(ANSA) - ROMA, 26 OTT - Las mayoría de las morgues mexicanas se encuentran a su máxima capacidad y hay centros forenses en los cuales no cabe ni un cadáver más en sus frigoríficos, por lo que tienen necesidad de alquilar espacios para colocar los excedentes. Hasta fines del año pasado, había 8.320 cuerpos resguardados en cámaras de frío de los llamados "Semefos" (Servicios Médicos Forenses) de 24 estados, según el Censo Nacional de Procuración de Justicia Estatal 2021, levantado por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI). Los otros 8 estados o han dejado las funciones de pericia forense a cargo de organismos distintos a las fiscalías locales, no cuentan con este servicio o no hubo forma de recolectar datos. El estado líder en manejo de restos humanos es Veracruz, costas del Golfo de México (4.100), seguido de Sinaloa (norte, 1.342) y Nayarit (occidente, 821). El 42,2% de los cuerpos contabilizados en todo el país no ha podido ser identificado y Morelos, vecino a la capital, es el estado que acapara más cadáveres en estas circunstancias. La falta de laboratorios, anfiteatros para analizar los cuerpos y de personal especializado de los servicios médicos forenses son la constante, pero llama la atención que uno de los estados más pobres del país, Tabasco (sureste) es el que cuenta con más lugares para realizar los estudios y las necropsias. El estudio del INEGI arrojó que aumentó 3,9% el personal especializado de las unidades de servicios periciales y médicos de las morgues en 2020 respecto al año precedente. Los casos en los cuales las autoridades de una ciudad o estado se ven obligados a rentar espacios o usar sitios inadecuados para almacenar cadáveres son muy frecuentes, según denuncias publicadas por la prensa. Por ejemplo, en el centro veraniego sureño de Acapulco, estado de Guerrero, vecinos de la sede local de la fiscalía denunciaron un insoportable hedor a muerte porque dos de las cinco cámaras frigoríficas no funcionan y decenas de cuerpos han sido colocados en cuartos adyacentes sin refrigeración. Casos semejantes se registran también en Chilpancingo, la capital del estado e Iguala, donde en septiembre de 2014 desaparecieron y probablemente fueron asesinados 43 estudiantes por parte de una organización criminal que los confundió con miembros de una banda enemiga. Guerrero es uno de los epicentros de la ola de violencia que mancha de púrpura regiones enteras del país, tras la ofensiva anticrimen lanzada por el gobierno en diciembre de 2006, que arroja hasta ahora 335.000 muertos y al menos 93.000 desaparecidos. El ejemplo más escandaloso de la incapacidad del gobierno para resguardar los cuerpos de personas sin identificar ocurrió en septiembre de 2018, cuando se denunció la existencia de los "tráilers de la muerte", dos vehículos pesados que albergaban más de 270 cadáveres en la occidental ciudad de Guadalajara, capital del estado de Jalisco. La fiscalía de Jalisco decidió rentar un camión con frigorífico para colocar el exceso de cuerpos en sus morgues, pero uno de ellos fue abandonado en un barrio de Tlajomulco de Zúñiga, periferia de Guadalajara. Muy pronto el fétido hedor emanado del transporte llevó a cientos de habitantes a denunciar esta irregularidad, lo que muy pronto ganó grandes espacios de los medios informativos. Al principio se creía que una organización criminal había abandonado este macabro cargamento, pero muy pronto salió a la luz que la propia fiscalía había rentado los vehículos para desalojar sus saturadas morgues. "El sistema actual no fue diseñado para el nivel de violencia que estamos experimentando hoy", afirmó Anselmo Apodaca, el entonces Coordinador General de Servicios Periciales de la Agencia de Investigación Criminal, señalando que fue planeado para "el México de hace 20 años". Se estima que hay más de 38,000 cuerpos no identificados en el país, los cuales se almacenan o entierran en fosas municipales. (ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en