Llueven críticas por arresto de opositora

Cristiana Chamorro inhabilitada para ocupar cargos públicos

13:15, 03 junMANAGUARedacción ANSA
(ANSA) - MANAGUA, 03 GIU - Cristiana María Chamorro Barríos, figura destacada de la oposición nicaragüense y potencial rival del presidente Daniel Ortega en las elecciones de noviembre, fue puesta bajo arresto domiciliario por cargos de lavado de dinero.
    La policía irrumpió en la casa de Chamorro en Managua y dispuso un cordón de seguridad alrededor del edificio.
    El hermano de Chamorro, Carlos, confirmó en Twitter el arresto domiciliario. La decisión de la justicia nicaragüense, que dispuso el miércoles el arresto domiciliario de la opositora, acusada de falsedad ideológica en concurso real con el delito de lavado de dinero, bienes y activos, en perjuicio del Estado y de la sociedad, fue inmediatamente criticada a nivel nacional e internacional.
    El precandidato presidencial y primo de la opositora, Juan Sebastián Chamorro, destacó en Twitter que "la represión de la dictadura está llegando a su punto álgido." "Todos a protestar, desde case, en las calles, en los barrios y en las ciudades. O nos unimos todos en esta batalla o nos capturan por separado", exhortó.
    El director ejecutivo para las Américas de Human Rights Watch (HRW), José Miguel Vivanco, pidió a Estados Unidos y a la Unión Europea que "condene con una sola voz este plan para impedir el desarrollo de elecciones democráticas".
    Sobre la inhabilitación política de Cristiana Chamorro Barríos y la prohibición para ocupar cargos públicos, la Organización de los Estados Americanos (OEA) sostuvo que "acciones como esta privan de cualquier credibilidad política al gobierno y a los organizadores del proceso electoral". La detención fue también condenada por la oficina del Alto Comisariado de la ONU para los Derechos Humanos de Michelle Bachelet; del ministerio del Exterior de Canadá y por el presidente de Panamá, Juan Carlos Varela.
    En tanto, la relatora especial de la ONU sobre la situación de los derechos humanos, Mary Lawlor, exhortó hoy al gobierno de Nicaragua a "poner fin a los crecientes ataques y a los arrestos arbitrarios contra los defensores de los derechos humanos" en el país.
    En un comunicado, la oficina del Alto Comisariado de la ONU para los Derechos Humanos subrayó que "una nueva oleada de arrestos y ataques por parte de las fuerzas de seguridad del Estado se desencadenó en el marco del tercer aniversario de las manifestaciones iniciadas en abril de 2018 contra las reformas del sistema de seguridad social, la falta de respuesta del Estado al incendio en la Reserva Natural Indio Maíz y en respuesta a la violenta represión de manifestantes".
    "Nicaragua no debería criminalizar prácticas legítimas como la participación en protestas pacíficas, sobre todo si los defensores enfrentan una detención prolongada", afirmó Lawlor.
    Agregó que "el Estado debe abstenerse de iniciar procesos penales basados en acusaciones genéricas y desproporcionadas".
    La ONU reportó los casos de arrestos de dos defensores de los derechos humanos, Celia Cruz y John Christopher Cerca Zúñiga, quienes sufrieron maltratos en la cárcel, según lo referido.
    Celia Cruz, una mujer transgénero, fue arrestada el 21 de abril de 2020 "tras una serie de incidentes con las fuerzas de seguridad durante el aniversario de las protestas de Ometepe", dice el reporte.
    Agrega que "a pesar de su identidad de género, la señora Cruz fue detenida en una prisión masculina, que la expuso a agresiones sexuales y violencia verbal".
    Cruz fue liberada, después de un año, el 25 de abril de 2021.
    Cerna Zúñiga, líder estudiantil y defensor también de los derechos humanos, fue arrestado el 20 de febrero de 2020 y condenado a 12 años de cárcel por el delito de "tráfico de droga".
    El hombre afirma que su detención está relacionada a su trabajo como defensor de los derechos humanos.
    Los defensores de los derechos humanos en Nicaragua "siguen buscando la verdad, la justicia y reparación para las personas asesinadas durante las protestas de 2018", subrayó Lawlor.
    Asimismo, sostuvo que Nicaragua "debe redoblar sus esfuerzos para garantizar el derecho de asamblea pacífica y a la defensa de los derechos, sobre todo en el marco de las elecciones generales previstas para noviembre de este año". "El trabajo de los defensores es más esencial que nunca. Su rol en la protección de los derechos humanos y en la asistencia a las poblaciones vulnerables debe ser protegido, no debilitado", concluyó. (ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en