La política de Estado, agudiza crisis humanitaria

“La solución es recuperar la democracia”: Guaidó

La política de Estado, agudiza crisis humanitaria, Juan Guaidó (foto: EPA)
21:14, 27 julCARACASRedacción ANSA

(ANSA) - CARACAS, 27 LUG - La opositora Asamblea Nacional de 2015 afirmó hoy que el régimen de Nicolás Maduro impone "una política de Estado" que agudiza la “catástrofe humanitaria” y deteriora cada vez más la vida de los venezolanos que sufren con servicios públicos colapsados, escasez de combustible y “salarios de hambre” con una economía “dolarizada de facto” y paralizada por la pandemia del Covid-19.
    "Hoy todos los ámbitos de la vida pública nacional están derruidos, desgastados producto del impacto de una dictadura", fustigó Juan Guaidó, presidente del Parlamento durante el plenario de la Comisión Delegada sobre el fracaso en la regularización de suministro de combustible y el colapso de todos los servicios públicos.
    El debate se produjo luego que Carlos Vecchio, designado por Guaidó como embajador en Estados Unidos, denunció que mientras en Venezuela no hay combustible, Maduro ha enviado a Cuba cargamentos de petróleo de enero a julio 2021 que totalizan "hasta hoy 10,7 millones de barriles, equivalente a 502 millones de dólares".
    "La ausencia de servicios tiene que ver principalmente con la corrupción de la dictadura", enfatizó durante su intervención Guaidó, reconocido por más de 50 países como presidente encargado de Venezuela.
    Indicó que ante esta realidad, los venezolanos no pueden rendirse en la lucha por Venezuela, y afirmó que "la solución es recuperar la democracia, y la confianza tanto de los connacionales como de la comunidad internacional para que pueda invertir de nuevo y recuperar la Industria petrolera, el Estado de derecho, y la seguridad jurídica".
    “Cualquier promesa es vacía por parte de un régimen que es el causante del problema”, advirtió.
    En este sentido destacó la urgencia de lograr un “proceso integral acompañado por la comunidad internacional" para solucionar el conflicto político "porque, como saben, nadie confía en la dictadura”.
    A su vez, el diputado William Dávila, criticó el envío de combustible a Cuba y aseveró que el régimen “nos están aplicando el internacionalismo proletario, pero de los vivos y corruptos”.
    “Aquí lo que hay es un gran negociado para eludir sanciones, pero para manejarse en el mundo de mercado negro, en donde no solamente es gasolina, sino piedras preciosas, oro, tráfico de cualquier tipo de mercancía y por supuesto el narcotráfico”, manifestó.
    El legislador dijo que los productores de verduras y hortalizas se ven obligados a pagar el combustible entre 3 y 5 dólares por litro, por las restricciones en la zona, y “el gran negocio que tiene el alto gobierno en donde están involucrados los militares”.
    En tanto el diputado Avilio Troconiz, calificó de “tragedia” la escasez de combustible, que dijo tiene su origen en la destrucción de la estatal Pdvsa, y en el robo y la corrupción “más grande” al que ha sido sometido el país.
    Indicó que “hay estaciones de servicio donde se vende la gasolina a 0,50, 1 y hasta 1,5 dólares el litro”, y apuntó que el bajo poder adquisitivo de los venezolanos no permite ni pagar los altos costos del pasaje del trasporte público y menos surtir sus vehículos de gasolina.
    “Es una verdadera pesadilla lo que hoy vivimos todos los venezolanos que a veces pasamos de 1 a 5 días en las colas para poder surtir de gasolina. Tenemos que seguir luchando y trabajando para alcanzar la libertad, la democracia y un país en progreso y desarrollo”, pidió.
    Tareck el Aissami, ministro de Petróleo, aseguró que a finales de junio las largas filas por gasolina en las estaciones de servicio desaparecerían porque las refinerías tenían como objetivo producir 100% de la demanda interna.
    Sin embargo, casi un mes después, la escasez de combustible sigue en todo el país, incluso en Caracas, pese al esfuerzo del gobierno por proteger de la escasez a la capital venezolana. (ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en