Tema del racismo se impone en la campaña 2024

Republicanos basarán campaña en que "EEUU no es un país racista"

17:45, 28 julNUEVA YORK 28 JUL - Estados Unidos ya comenzó a respirar las elecciones de 2024Redacción ANSA
(ANSA) - NUEVA YORK 28 JUL - Estados Unidos ya comenzó a respirar las elecciones de 2024, a pesar de que recién pasaron seis meses desde que Joe Biden se mudó a la Casa Blanca, y el tema del racismo vuelve posicionarse como clave para las campañas.
    Para el Partido Republicano, la campaña 2024 apuntará a subrayar que "Estados Unidos no es un país racista".
    Los demócratas habían hecho del racismo estructural una pieza clave en las primarias presidenciales de 2020.
    Hasta ahora el tema se manifiesta más como una suma de intenciones que a una realidad palpable, teniendo en cuenta que los casos de discriminación no han disminuido en el país.
    El caso más resonante fue el asesinato del afroamericano George Floyd en mayo del año pasado a manos de un policía blanco en Minneapolis, que este año fue condenado a prisión.
    El tema del racismo está ahora siendo utilizado por casi todos los contendientes republicanos, que lo consideran inevitable en las primeras etapas de la campaña de nominación del partido que gobernó cuatro años con Donald Trump.
    En la Cumbre anual de Liderazgo Familiar en Iowa este mes, los tres posibles candidatos presidenciales (el exvicepresidente Mike Pence, el ex secretario de Estado Mike Pompeo y la gobernadora de Dakota del Sur, Kristi Noem) se turnaron para referirse al tema.
    Los principales demócratas, incluidos el presidente Biden y la vicepresidenta, Kamala Harris, habían señalado el año pasado que no creían que Estados Unidos sea un país racista.
    Sin embargo, los casos de discriminación no han disminuido.
    Por eso, ahora son los republicanos quienes apuntan a aprovechar los problemas de raza y los anuncios demócratas de "desfinanciar a la policía".
    Varias fuentes republicanas ya advirtieron que el tema volverá a estar en el centro de la campaña de 2024.
    "Es un tema ganador entre los independientes, y es bueno para la base, la teoría crítica de la raza se está metiendo en la garganta de todos", dijo Bob Heckman, consultor republicano que ha trabajado en nueve campañas presidenciales, incluida la del senador Lindsey Graham en 2016.
    La relevancia de golpear a los demócratas en el tema racial fue discutida en privado por estrategas republicanos al margen de una cena del Comité Nacional Republicano en California el mes pasado, y nuevamente en una reunión de la Asociación de Gobernadores Republicanos la semana pasada en Aspen, Colorado, según varias fuentes presentes en esos eventos.
    En ambos encuentros se discutió específicamente la efectividad de la línea "Estados Unidos no es un país racista", con los republicanos animados por las últimas encuestas en varios campos de batalla.
    Para los republicanos, el enfoque en la raza no está exento de riesgos.
    Una serie de encuestas recientes sugieren que la mayoría de los estadounidenses creen que existe discriminación en Estados Unidos. (ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en