En Tokio récord de casos, China y espectro de Wuhan

La variante Delta pone en jaque muchas zonas del mundo

14:32, 31 julROMARedacción ANSA
(ANSA) - ROMA, 31 LUG - La presencia de la variante Delta se intensifica en todo el planeta y China no es la excepción, ahora sumergida en la peor crisis en un año y medio que rememora la la pesadilla de Wuhan, mientras en Tokio, en plena realización de los Juegos Olímpicos, hay récord de contagios.
    La peligrosa mutación también atraviesa sudeste asiático, donde todo el sur de Vietnam entra en confinamiento durante al menos dos semanas.
    El virus también sigue manteniendo a Australia bajo control, donde Brisbane entró en una nueva fase de enciero y 300 soldados en Sydney verificarán el cumplimiento de las medidas de cuarentena puerta a puerta.
    En China, el brote de la variante Delta descubierto en Nanjing, que las autoridades rastrearon en algunos trabajadores de la limpieza a bordo de un vuelo procedente de Rusia, se extendió ahora a al menos 14 provincias y llegó a la zona de Pekín, en Chengdu. la megaciudad de Chongqing.
    Sólo en el mes de julio, en todo el gran país asiático, que se jacta de haber administrado más de 1.600 millones de dosis de la vacuna, hubo 328 nuevos casos, más o menos la suma de todos los casos de febrero a junio.
    Ayer, solo en Nanjing, una ciudad de más de 9 millones de habitantes, capital de Jiangsu, según cifras oficiales de la agencia Xinhua, se registraron 190 casos desde que comenzó el brote, el pasado 20 de julio.
    Siete personas infectadas, según fuentes locales, se encuentran en condiciones muy graves.
    Todos los vuelos, desde y hacia la ciudad, están suspendidos hasta el 11 de agosto, según medios locales, mientras la población fue sometida a testeos masivos, como en la era de la prevacunación.
    También en Jiangsu, la ciudad de Yangzhou, detuvo los vuelos debido a un brote de 10 casos.
    En la ciudad turística de Zhangjiajie, en Hunan, se cerraron todos los lugares de entretenimiento.
    Las publicaciones en las redes sociales, citadas por The Guardian, hablan de largas colas de personas con barbijos y obligaciones de distanciamiento, para obtener un hisopado.
    Después de casi un año y medio de cifras epidemiológicas oficiales bajas, por lo tanto, China vuelve a ponerse a cubierto, consciente -como dicen algunos expertos citados por el Global Times- de que la nueva ola está en su fase inicial y aún puede mantenerse bajo control. Tokio, donde los Juegos Olímpicos están en pleno apogeo, por primera vez desde el inicio de la pandemia superó los 4.000 casos diarios -4058- con tres muertos, tras haber batido ya varios récords crecientes en los últimos días y tras pasar ayer también el récord nacional de 10.000 contagios diarios nacionales.
    El gobierno japonés anunció que extenderá el estado de emergencia a la capital y la prefectura de Okinawa hasta el próximo 22 de agosto, donde hubo 139 contagios en 24 horas, y estados de preemergencia en las prefecturas de Hokkaido, Ishikawa, Kyoto, Hyogo y Fukuoka.
    Mientras, la Organización Mundial de la Salud presionaba a los gobiernos para que tomen medidas efectivas antes de que la Delta se convierta en algo peor.
    En ese contexto, algunos advierten que se avecina una "nueva guerra" en Estados Unidos, resaltada por el hecho de que algunos virólogos plantean el temor de que los vacunados puedan ser portadores sanos del virus Delta, dejando al descubierto a la población no vacunada.
    En Europa, entretanto, mientras se registran protestas contra la imposición del "Green Pass" en Francia y en otros lugares, el Reino Unido recomendó la vacunación de las mujeres embarazadas. (ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en