Sólo con ir al cosmos no se es astronauta

La travesía de Jeff Bezos no califica, según autoridad espacial estadounidense

Jeff Bezos y sus compañeros de viaje al Cosmos
Jeff Bezos y sus compañeros de viaje al Cosmos (foto: ANSA)
16:19, 24 julNUEVA YORKRedacción ANSA

(ANSA) - NUEVA YORK 24 JUL - Viajar al espacio, como hizo esta semana el fundador de Amazon, Jeff Bezos, y ante el avance de la industria del turismo espacial, no califica para ser considerado un astronauta, de acuerdo a las nuevas reglas de la Administración Federal de Aviación (FAA) de Estados Unidos.
    De esta manera, no le bastará al multimillonario Bezos calificar para ser un astronauta, a pesar de haber iniciado su propia empresa privada de vuelos espaciales, de haber financiado el desarrollo de nuevos cohetes y cápsulas y haber volado al borde del espacio.
    Si bien el vuelo espacial suborbital de Bezos a comienzos de esta semana y el viaje del multimillonario Richard Branson al borde del espacio el 11 de julio son un ejemplo de que la industria del turismo espacial está pronto a despegar, la FAA recientemente endureció sus reglas sobre quién es considerado un astronauta.
    Las restricciones tienen implicaciones importantes para la industria de vuelos espaciales privados, lo que dificulta que Bezos y a otros millonarios obtengan las deseadas alas comerciales de astronauta.
    Tres agencias en los Estados Unidos pueden designar a personas como astronautas: la NASA, la FAA y el ejército de los Estados Unidos.
    Cada uno tiene una definición diferente de quién califica para el título.
    En el caso de la NASA y del ejército, la distinción está reservada solo para sus empleados que cumplen con criterios específicos.
    En una orden que entró en vigencia el 20 de julio pasado, la FAA describió tres requisitos principales de elegibilidad para los astronautas comerciales.
    Los miembros de la tripulación de lanzamiento comercial deben ser empleados por una empresa certificada por la FAA.
    Además, deben alcanzar una altitud superior a 80 kilómetros sobre la superficie de la Tierra durante el vuelo.
    Otro requisito es haber demostrado actividades durante la misión que fueran "esenciales para la seguridad pública" o que "contribuyeran a la seguridad de los vuelos espaciales tripulados".
    Bajo estas reglas, los turistas espaciales que pagan por viajes de placer suborbitales u orbitales no son elegibles para recibir alas de astronauta.
    El lanzamiento de Branson, a bordo del avión espacial Unity propulsado por cohetes de su propia compañía Virgin Galactic, fue designado como un vuelo de prueba, que podría satisfacer el requisito de la FAA de que los miembros de la tripulación realicen tareas que contribuyan a la seguridad de los vuelos espaciales tripulados.
    Branson y sus compañeros de viaje, la instructora de astronautas en jefe Beth Moses, el ingeniero de operaciones principal Colin Bennett y Sirisha Bandla, vicepresidenta de asuntos gubernamentales, son todos empleados de Virgin Galactic.
    Su vuelo alcanzó una altitud superior a los 80 kilómetros, cumpliendo otra regla de la FAA.
    Bezos se lanzó a bordo del cohete y la cápsula New Shepard de Blue Origin el 20 de julio con otros tres pasajeros: su hermano, Mark, el ex piloto de 82 años Wally Funk y Oliver Daemen, un joven de 18 años de los Países Bajos.
    El cohete y la cápsula New Shepard están diseñados para volar de forma autónoma, lo que significa que los pasajeros de Blue Origin no realizan ninguna tarea esencial durante el vuelo.
    El padre de Daemen también pagó su viaje al espacio suborbital, lo que automáticamente hace que el adolescente holandés no sea elegible para el estatus de astronauta. (ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en