Gobierno descarta riesgo en central nuclear

Obrador señala que si fuera un peligro sería desmantelada

15:55, 27 julCIUDAD DE MEXICORedacción ANSA
(ANSA) - CIUDAD DE MEXICO, 27 LUG - La posibilidad de que única central nuclear del país, Laguna Verde, ubicada a 335 kilómetros de la capital, en las costas del Golfo de México, y que suministra el 5% de la energía total del país, registre un accidente catastrófico fue descartada por el presidente mexicano, Andrés López Obrador.
    El mandatario salió al cruce de las denuncias de expertos y de vecinos de Alto Lucero, estado de Veracruz, la localidad costera donde se ubica la planta, según las cuales representa "un riesgo para la población", y dijo que si esto ocurriera no dudaría en desmantelarla.
    "Está en muy buen estado la planta, no hay ningún riesgo, constantemente se le da mantenimiento. Si hubiese peligro, la cerramos", afirmó el jefe de Estado durante una visita al estado.
    Rocío Nahle, ministra de Energía, informó en junio pasado que la planta nuclear de la gubernamental Comisión Federal de Electricidad, (CFE), que monopoliza el suministro del fluido en México, es "una instalación segura y vigilada" y "cumple con los estándares del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA).
    "Su operación está a cargo de expertos y se lleva con una excelente eficiencia. La OIEA y el órgano regulador Comisión Nacional de Seguridad Nuclear y Salvaguardias certifican su funcionamiento e instalaciones periódicamente", afirmó. Ubicada en Punta Limón, a 77 kilómetros al norte del Puerto de Veracruz y a seis kilómetros de la localidad de Palma Sola, la planta ha estado en la mira de las organizaciones ambientalistas desde hace tiempo por considerarla "insegura y peligrosa".
    Hace unos meses, versiones periodísticas alertaron del "riesgo inminente" de un percance por una fuga de combustible registrada en enero pasado. Existe el peligro "de una descarga radiactiva grande al medio ambiente", por cuanto "los reportes y fotografías muestran los cables de los generadores nucleares corroídos y las instalaciones oxidadas", advirtió entonces el científico Bernardo Salas.
    El especialista, consultor independiente e investigador de la Facultad de Ciencias de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), recordó que el pasado 21 de diciembre, según reportes internos, se registró una "fuga de diésel" (gasoil) como un "evento no usual".
    Tres semanas antes, fue emitido otro "Reporte de Condición", que dio cuenta de la activación de los mecanismos del reactor nuclear sin colocar las compuertas de seguridad.
    El 20 de enero, la Unidad 1 de la planta nuclear tuvo un "paro súbito", luego de contabilizar 110 días de operación con problemas de recarga de combustible, arrancando sin operar los sistemas de seguridad y con cinco de ocho barras de protección ante accidentes, con fallas.
    Al día siguiente, la Comisión Nacional de Seguridad Nuclear y Salvaguardias informó por escrito a la jefatura de Laguna Verde su negativa a modificar los planes de trabajo para operar con estas anomalías. "Los estándares de seguridad requieren que al menos seis barras de control estén funcionando, con niveles adecuados de boro", la sustancia que contrarresta los efectos de radiación ante un accidente nuclear, dijo Salas, que es físico-matemático, en una carta enviada a la presidencia de México.
    El científico ha lanzado hasta ahora 11 advertencias las cuales afirma que han sido totalmente ignoradas por las autoridades.
    La CFE, que administra la planta nuclear, acusó al experto de "alarmar a la población, sin conocimiento de lo que sucede" allí e informó que Laguna Verde está operando normalmente, "sin ninguna emisión contaminante ni intermitencia" que "comprometan su seguridad y confiabilidad".
    Luis Bravo, coordinador de Comunicación de la CFE, afirmó que la central es "eficiente, limpia y segura" y que Salas "lleva dos décadas 'alertando' de 'riesgos inminentes' que nunca ocurren porque son producto de la ficción".
    Lourdes Melgar, académica y consultora en temas energéticos y de desarrollo sostenible, estimó que urge una inspección e informe por parte de la Asociación Mundial de Operadores Nucleares y la Agencias Internacional de Energía Atómica sobre esta planta con el fin de tranquilizar a los mexicanos. (ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en