El Hierro, volcánica y con viticultura épica

Vinos que rompen los esquemas, quesos ahumados con "tunera"

Paisaje de El Hierro, la isla menos turística de Canarias, volcánica, abrupta, de elevada altitud y con bosques de laurisilva
Paisaje de El Hierro, la isla menos turística de Canarias, volcánica, abrupta, de elevada altitud y con bosques de laurisilva (foto: Ansa)
13:16, 20 junEL PINAR DE EL HIERROPor Mónica Uriel

(ANSA) - EL PINAR DE EL HIERRO, 19 GIU - Paraíso para buceadores, El Hierro, la isla menos turística de Canarias, volcánica, abrupta, de elevada altitud y con bosques de laurisilva, es también tierra de viticultura heroica, una rareza en Europa.
    Además de bucear en La Restinga, la isla, Reserva de la Biosfera, es ideal para hacer senderismo así como para probar vinos que rompen los esquemas a los catadores.
    Los caminos por los que se desplazaban los herreños cuando no existían carreteras son hoy senderos que forman una red de 270 kilómetros.
    Una de las excursiones más típicas es la travesía de La Llanía, con un bosque de laurisilva en el que los brezos crecen hasta los 14 metros debido a su característica lluvia horizontal.
    Símbolo de la constante adaptación de los herreños a los elementos es la sabina torcida por el viento, como la que se puede ver en El Sabinar.
    No hace mucho tiempo, cuando los herreños padecían sed y estaban aislados, era más difícil tener agua que vino.
    La mayoría de los herreños siempre tuvo un pequeño terreno con viñedos para autoconsumo: son nanoterrenos, con una media de 0,2 hectáreas por parcela.
    Estos viñedos crecen además en terrenos abruptos y terrazas, lo que da lugar a la viticultura heroica (la que se realiza a una altitud media de más de 500 metros, con una inclinación mayor al 30% o con el viñedo en terrazas).
    Solo el 5% de los vinos de la Unión Europea (UE) son de viticultura heroica.
    Las viñas tienen un rendimiento muy bajo, con una recogida a mano y una explotación que no obedece a la lógica empresarial.
    Las bodegas han ido aumentando en los últimos años y hoy ya hay 14, aunque se van perdiendo hectáreas.
    De las 196 hectáreas que había en 2000 hoy quedan 116, y de los dos millones de kilos de uva que se producían hace un siglo, actualmente en un año normal se producen 250.000 kilos.
    El retroceso de las viñas -prefiloxéricas, todas en pie franco- coincide con el avance de plantaciones de plátano y piña tropical en el valle del Golfo.
    La gran cantidad de horas de sol confiere a esta uva una vocación alcohólica.
    El vijariego blanco es la variedad más típica de El Hierro. "Son vinos diferentes, rompen los esquemas de los catadores", cuenta a ANSA Alfredo Hernández, técnico de la D.O.
    De acidez marcada, aconseja combinar estos caldos con platos típicos de la isla como cordero, cabrito, carne fiesta (cerdo marinado) y conejo, además de sus quesos.
    Entre los pescados más característicos de la isla se encuentran las viejas, los sargos, las morenas y las lapas, todo acompañado de mojo, la salsa típica canaria, igual que las papas arrugás.
    El queso herreño sale de su cabra majorera, autóctona de la isla de Fuerteventura, y el más popular es el ahumado, que se hace de una forma única en las islas, con la "tunera" (la hoja del higo chumbo).
    Parte de la mezcla que se utiliza para hacer el queso va a las quesadillas, el dulce típico de El Hierro.
    Desde cualquier lugar de la isla, la más joven de las Canarias, se ve al menos un cráter (hay medio millar) o montaña, como les llamaban los colonos al desconocer que en realidad eran volcanes.
    La isla en cambio tiene solo un faro, Orchilla, que era el fin del mundo antes del descubrimiento de América y sigue siendo el primero que se ve de Europa.
    El océano ha sido testigo de migración en los dos sentidos a lo largo de la historia; actualmente de muchos venezolanos que se establecen en El Hierro y en las otras islas. (ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en