La Gomera, un paraíso verde y dulce

En las islas Canarias, un puerto donde hizo escala Colón

La belleza y exuberancia del Parque Nacional de Garajonay
La belleza y exuberancia del Parque Nacional de Garajonay (foto: Ansa)
12:20, 27 junSAN SEBASTIAN DE LA GOMERAPor Mónica Uriel

(ANSA) - SAN SEBASTIAN DE LA GOMERA, 26 GIU - Muy verde y dulce, por su miel de Palma, así es La Gomera, en las islas Canarias españolas, entre cuyos barrancos se propagaba el silbo gomero, hoy ideal para la práctica del senderismo por sus bosques frondosos y el avistamiento de delfines y ballenas. Cristóbal Colón hizo escala aquí, en el puerto de San Sebastián, para llevar agua para el viaje del descubrimiento de América y en los dos posteriores. La caña de azúcar, traída por los portugueses desde Madeira, fue lo primero que se plantó en la isla, donde llegaron a haber seis ingenios azucareros en el siglo XVI.
    La asimilación de los indígenas a la cultura europea fue precisamente a través de los ingenios.
    La Gomera es la isla con un número mayor de palmeras de Canarias, más de 12.000, de donde se extrae la miel de Palma, producto único de la isla.
    Se elabora con la savia de las palmeras, conocida como el guarapo, y para extraerla se sube a la palmera, se hace un corte y se deja un cubo toda la noche y a la mañana siguiente se baja.
    Antes de que fermente se hierve varias horas y de esta forma se transforma en un jarabe oscuro y muy dulce.
    La isla también produce mucha miel de abeja, pues hay 2.000 colmenas.
    El Parque Nacional de Garajonay es un referente mundial en la conservación de la laurisilva, una reliquia de la Era Terciaria, que crece gracias a la humedad de la niebla, y su bosque más visitado es El Cedro.
    En la isla, Reserva de la Biosfera y lugar elegido por la canciller alemana, Angela Merkel, para sus vacaciones de los últimos años, hay hasta 400 kilómetros de caminos para hacer senderismo, que se corresponden con los antiguos por los que se desplazaba la gente y se comunicaba con el silbo.
    El silbo gomero surgió por la necesidad de los aborígenes de comunicarse a través de estas alturas y el eco de los barrancos ayudaba a que se propagara.
    Primero se decía el nombre de la persona a quien iba dirigido y después mensajes como "aquí hay una cabra tuya", "alguien está enfermo" o "ven a casa". Es como hablar y silbar al mismo tiempo.
    Los gomeros lo adaptaron al idioma español y hoy se enseña en los colegios.
    En 2009 fue reconocido como Patrimonio Cultural Intangible de la Humanidad.
    Desde el suroeste de la isla, en el Valle Gran Rey, parten barcos para el avistamiento de delfines y ballenas.
    La Gomera es uno de los lugares con mayor diversidad de cetáceos del mundo debido a que los vientos Aliseos crean corrientes fuertes que traen nutrientes para los animales.
    Además, así como en otros lugares el avistamiento es estacional, aquí se pueden ver todo el año.
    Tradicionalmente la forma de vida de la isla se basó en la agricultura de cereales para hacer gofio (harina de maíz, también de cebada y trigo, tostada de forma artesanal), que constituía la única dieta de los gomeros en el desayuno, el almuerzo y la cena.
    Otro alimento típico de la isla es el almogrote, paté gomero, crema hecha a base de queso añejo o queso curado, ajos, pimienta y aceite. Estos y otros platos como el potaje de berros con gofio y mojo (salsa típica canaria), atún en mojo o carne de cabra se riegan con vinos blancos de uva Forastera Blanca, que supone el 90% de la producción de la isla, cuyos viñedos se encuentran en terrazas y bancales. (ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en